EFEMadrid

Miles de españoles han participado durante dos días en las numerosas manifestaciones y actos en defensa de los derechos de las más de 65 millones de personas desplazadas, la mitad de ellas niños, que han tenido que abandonar sus hogares forzados por los conflictos y la persecución.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha presentado hoy, con motivo del Día Mundial del Refugiado, los últimos datos que alertan del aumento, en tan sólo un año, de un 10 por ciento del número de desplazados respecto a los 59,5 millones de hace un año, datos que, "han superado las peores proyecciones".

En el caso de España, la acogida de refugiados apenas supera el centenar, todos ellos llegados en los últimos ocho meses.

Así, a día de hoy 124 personas (sirios, iraquíes, eritreos y centroafricanos) intentan rehacer sus vida en España procedentes de Grecia e Italia, una cifra a la que, según el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, se unirán otros 418 en las próximas semanas procedentes de Turquía, Grecia, Italia y Líbano.

El cupo de los refugiados que ha llegado hasta el momento a nuestro país está muy lejos de los 17.337 que deberían ser acogidos por España antes de septiembre de 2017.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado a través de su cuenta personal de Twitter que España es "solidaria y responsable" con los refugiados y cumple con los plazos establecidos para reubicar a las personas desplazadas.

En esta jornada, la representante de Acnur en España, Francesca Friz-Prguda, ha instado a los líderes políticos que concurren a los comicios del 26J a impulsar un pacto de Estado de ayuda a los refugiados y a situar España al nivel de la solidaridad que reclama la sociedad civil.

También quince ONG han pedido a los partidos que se presentan a las próximas elecciones generales que se comprometan a implantar, en los primeros cien días de gobierno, políticas de asilo y refugio para las personas desplazadas que huyen de la guerra.

Y lo han hecho esta mañana frente al Congreso de los Diputados, donde representantes de estas organizaciones se han concentrado con un gran sobre de votaciones en el que se leía la frase "#RefugioYa" para reivindicar once medidas "urgentes y realizables", que implican un compromiso "firme, concreto e inequívoco" con los refugiados.

Algunas de las principales ONG que atienden a refugiados como Amnistía Internacional, Manos Unidas, Unicef y Cáritas han reclamado que se asegure la integración de estas personas para que no acaben en la indigencia.

Durante esta jornada -ayer ya se celebraron actos en una decena de ciudades-, miles de españoles están saliendo a las calles por todo el país para exigir la retirada del acuerdo migratorio entre la Unión Europea y Turquía, reclamar vías legales y seguras para los refugiados y pedir mecanismos de acogida acordes con la legalidad europea e internacional.

En Madrid, "Refugio por derecho" es el lema que preside la marcha que en estos momentos discurre desde la plaza de Ópera con destino a la Puerta del Sol y que ha sido convocada por una veintena de organizaciones sociales, partidos y sindicatos.

En la protesta participan representantes del PSOE, Izquierda Unida y Podemos, los secretarios generales de UGT y CC.OO., José Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, así como representantes de diversas ONG.

Los convocantes consideran que la Unión Europea, lejos de ser un ejemplo de solidaridad y actuar conforme a sus valores fundacionales, ha puesto en grave riesgo la vida de miles de personas y ha provocado más de 25.000 muertos en los últimos quince años en el mar Mediterráneo.

Mañana se celebrará el Día Europeo de la Música, con conciertos simultáneos en cinco ciudades, con la mirada puesta en la tragedia de los refugiados, puesto que los ingresos generados por las entradas se destinarán a tres ONG que los ayudan en España.