EFEBilbao

El bebé de veinte meses que ha caído de manera accidental desde una altura equivalente a cuatro pisos en el municipio vizcaíno de Güeñes ha fallecido tras resultar infructuosos los intentos de reanimación por parte de personal sanitario.

Según han informado fuentes del departamento de Seguridad, el suceso se ha producido sobre las 13.20 horas cuando el pequeño se ha precipitado desde una altura equivalente a cuatros pisos en una vivienda unifamiliar ubicada en la calle Mulikar.

Al lugar ha acudido personal sanitario para atender al bebé, así como un helicóptero de Osakidetza, que no ha llegado a trasladar al niño a un centro hospitalario.

Los sanitarios que han acudido al lugar han intentado sin éxito reanimarle y poco antes de las cuatro de la tarde se ha confirmado el fallecimiento del bebé como consecuencia del fuerte impacto sufrido.