EFENairobi

Supervivientes y familiares de las víctimas del atentado contra la embajada de Estados Unidos en Nairobi del 7 de agosto de 1998 se reunieron hoy en la capital keniana para homenajear a las más de doscientas personas que fallecieron en el ataque, perpetrado por Al Qaeda hace veinte años.

En el acto, celebrado en el parque que se erigió en recuerdo de las víctimas, se encendieron velas y se depositaron coronas de flores bajo el muro en el que están grabados los nombres de las 213 víctimas mortales. Además, hubo más de 4.000 heridos y varios edificios del centro de Nairobi quedaron destruidos.

El embajador estadounidense en Kenia, Robert Godec, pronunció un discurso en el que aseguró que "los terroristas trataron de sembrar miedo y división pero fracasaron. En cambio, nos hemos alzado con una decisión más fuerte si cabe de resistir juntos por la libertad, por la justicia y por la paz".

Por su parte, el director del Centro Antiterrorista de Kenia, Martin Kimani, resaltó que "veinte años después, los kenianos estamos orgullosos de luchar contra el terrorismo junto a nuestros aliados por la seguridad de nuestras familias, nuestras comunidades y nuestro país".

Kimani destacó que la alianza entre Kenia y Estados Unidos ha fructificado en una reducción del número y la gravedad de los ataques terroristas en la región.

El mismo día del atentado en Nairobi, también se registró otro contra la legación estadounidense en Dar es Salam (Tanzania), en el que perdieron la vida 11 personas.