EFEPamplona

El Gobierno de Navarra, ante el momento "delicado y bastante crítico" que se está viviendo con un repunte de la covid-19, ha decidido adelantar el cierre del ocio nocturno a la una de la madrugada desde las 00.00 horas del 7 de julio, noche en la que se esperaba una notable afluencia a los locales de hostelería a pesar de que los Sanfermines se han suspendido por segundo año debido a pandemia.

El Ejecutivo navarro ha redactado una Orden Foral, que va a ser remitida al Tribunal Superior de Justicia de Navarra para su aprobación, y que entraría en vigor a las 00:00 horas del 7 de julio en toda la Comunidad.

Las medidas se adoptan dentro de un contexto de monitorización ante el incremento de la incidencia entre la población joven con interacción en espacios cerrados y con la doble peculiaridad del calendario, por un lado la vuelta de estudiantes que, una vez acabado el curso, han estado en Salou y que presentan un alto índice de contagiosidad y, por otro, las fechas en la que nos encontramos, en una semana en la que deberían comenzar los Sanfermines.

La consejera de Salud, Santos Induráin, ha hecho este anuncio en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por los vicepresidentes del Gobierno foral José María Aierdi y Javier Remírez, tras el comité de seguimiento de la pandemia convocado de urgencia, después de un fin de semana en el que se ha estado monitorizando la situación.

La Orden Foral, según ha detallado Remírez, estará vigente hasta el 20 de julio y modificaría la norma actual solo en lo relativo al horario máximo de actividad de algunos establecimiento, en concreto establece las 01:00 horas el horario máximo de apertura en los establecimientos con licencia de bar especial y café espectáculo, discotecas y salas de fiesta.

"El macrobotre de Salou no se ha producido en cualquier circunstancia, está ligado al ocio nocturno, en espacios interiores, en los que se han relajado las medidas", ha sostenido Remírez, quien ha explicado que por eso las medidas adoptadas han ido en esa línea. El objetivo, ha agregado es "atajar situaciones de riesgo".

El vicepresidente ha precisado que en esta ocasión, debido a la urgencia, la Orden Foral se va a remitir a la Sala del Tribunal Superior de Justicia para su ratificación posterior, no de forma previa.

Mientras tanto el departamento de Salud del Gobierno de Navarra mantiene los cribados en Pamplona (estación de autobuses y Forem) y en Tudela (hospital) debido a la llegada de más jóvenes de la zona de Salou, de los que hasta ahora unos 700 han dado positivo en covid-19.

Este domingo se han detectado 507 contagios, de los que 260 corresponden al citado brote, con una positividad que ronda el 28 %.