EFEMadrid

Los incendios mantienen en alerta a Navarra y Aragón, con trece municipios de la Comunidad foral y las localidades aragonesas de Castejón de Tornos y Sigüés amenazados, mientras que las llamas dan una tregua en Cataluña y Zamora, donde se ha logrado estabilizar el mayor fuego forestal de la historia del país desde que hay registros.

Casi mil vecinos siguen desalojados en Navarra, a la espera de que se controlen los fuegos que comenzaron a desatarse el sábado y que ya han movilizado a unos 650 efectivos de bomberos y guardas forestales, sobre todo para sofocar las llamas en la Valdorba y la sierra del Perdón, dos focos "muy intensamente activos".

Ninguna persona ha sufrido hasta ahora daños graves, gracias en parte a la solidaridad de vecinos como David Navarro, un agricultor de Tudela que acudió al municipio de Arguedas en la madrugada del domingo para ayudar a apagar el fuego facilitando agua de su cisterna a los bomberos por "apego al terreno y a los compañeros".

En vista de la gravedad de los incendios, la presidenta de Navarra, María Chivite, ha instado a iniciar los trámites para solicitar al Estado la declaración de zona afectada gravemente por emergencia de protección civil.

Mientras, el Gobierno de Aragón ha ordenado desalojar una residencia de ancianos de Burbáguena (Zaragoza) dada su proximidad al fuego forestal que se ha declarado este lunes en la localidad turolense de Castejón de Tornos y cuya evolución, según se ha reconocido, presenta un grave riesgo de daños para la población y para los bienes personales.

También en Sigüés se ha iniciado un incendio forestal, para cuya extinción se han desplegado tres cuadrillas helitransportadas, tres terrestres y dos autobombas.

Las llamas de Sigüés afectan a la autovía de los Pirineos, la A-21, que une Jaca con Pamplona, por lo que se ha activado la situación 1 nivel 1 del Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales.

EL MAYOR INCENDIO DESDE QUE HAY REGISTROS

La bajada de temperaturas con el fin de la ola de calor ha facilitado las labores de extinción de los incendios en Cataluña y en la provincia de Zamora, donde desde el pasado miércoles ha tenido lugar el mayor fuego forestal desde que hay registros en España, el de la sierra de la Culebra.

Este último, ya estabilizado, ha arrasado con más de 30.800 hectáreas -más de la mitad, de superficie forestal arbolada a lo largo de 120,88 kilómetros- y ha obligado a evacuar a más de 1.250 personas de una veintena de localidades.

Supera así los incendios forestales más devastadores de la historia de España: el de Minas de Ríotinto en Huelva, de 2004 (29.687 hectáreas quemadas); el de Cortes de Pallás, en Valencia, en 2012 (28.879 hectáreas), y el de Navalacruz en Ávila, en 2021 (22.037 hectáreas).

En las labores de extinción han participado medios de Castilla y León, Madrid, Cantabria y Galicia, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y técnicos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), que evalúan los daños de las llamas que han afectado a una parte de la reserva de la biosfera Meseta Ibérica que cuenta con la mayor concentración peninsular de lobos y con grandes poblaciones de ciervos y corzos.

FUEGOS ESTABILIZADOS EN CATALUÑA

Esta tarde, Bomberos de la Generalitat ha dado por estabilizado el incendio de Artesa de Segre (Lleida), el más importante en la campaña forestal de este año en Cataluña, tras seis días activo en los que ha afectado a unas 2.702 hectáreas.

Según el conseller de Interior de Cataluña, Joan Ignasi Elena, una vez estabilizado el fuego de Artesa, que se inició el pasado miércoles, se da por finalizado el periodo de simultaneidad que ha sufrido la comunidad en los últimos seis días, en los que se han registrado casi 240 incendios.

También se ha conseguido estabilizar el incendio declarado el domingo entre los municipios leridanos de Oliana y Peramola, en la comarca del Alt Urgell, que ha calcinado unas 60 hectáreas, la mayoría en el Espacio de Interés Natural (EIN) de la Serra d’Aubenç i Roc de Gogul, según datos provisionales del cuerpo de Agentes Rurales.

Se ha dado por controlado el incendio de Olivella (Barcelona), que obligó a confinar a los vecinos de dos urbanizaciones y ha afectado a unas 165 hectáreas.

OTROS INCENDIOS CONTROLADOS

En Gipuzkoa se ha extinguido este lunes un incendio declarado en el monte Arastortz, en el parque natural de Aralar, que ha dañado más de 25 hectáreas de roquedos y argomales y algunos bosques de plantaciones y frondosas de la zona.

Por su parte, fuentes de la Xunta de Galicia han informado de que apenas han ardido 250 hectáreas en tres fuegos en la provincia de Ourense durante la ola de calor de la pasada semana, cien veces menos que la superficie calcinada en el fuego de la Sierra de la Culebra en la provincia limítrofe de Zamora.