EFEMadrid

Desbordamientos de ríos (como el Nervión en el País Vasco y el Asón en Cantabria), hielo y las nevadas caídas durante las últimas horas dificultan el tránsito en más de un centenar de puertos y carreteras de la red viaria secundaria de la zona norte peninsular, con especial incidencia en las comunidades de Castilla y León, Comunidad Foral de Navarra, Cantabria y Aragón.

Aragón, una de las comunidades más afectadas por las inclemencias meteorológicas, mantiene cerradas al tráfico -nivel negro intransitable- la A-136, la N-330a, la A-2511 a su paso por Ferreruela de Huerva y la A-2514 en Fonfría, entre otras, según informa la Dirección General de Tráfico en su página web.

En Castilla y León la situación más complicada se encuentra en la provincia de Burgos donde las carreteras BU-570, BU-571 y BU-572 continúan cerradas por fuertes acumulaciones de nieve, mientras que en Navarra solo la NA-137, NA-1740 y NA-2011 continúan intransitables a la circulación.

En Cantabria la nieve mantiene cerrados cuatro puertos de montaña y hace obligatorio el uso de cadenas en otros cuatro, mientras que las lluvias caídas en las últimas horas y el desbordamiento de los ríos ha obligado a cortar carreteras y accesos a quince localidades de seis municipios de la región.

Ante esta situación, continúan cortados los accesos a las localidades de Gibaja, en Ramales de la Victoria; La Penilla, Santa María de Cayón y Argomilla, en Santa María de Cayón; Aes, en Puente Viesgo; Marron, La Aparecida, Ampuero, Coterrillo y Limpias, en Ampuero; y Carandia, Quijano, Renedo y Vioño, en Piélagos.