EFEColombo/Nueva Delhi

El ciclón "Ockhi" se alejó hoy de las costas indias y se dirige hacia las islas Lakshadweep sin perder fuerza, tras dejar a su paso una veintena de muertos y miles de evacuados en Sri Lanka y el sur de la India.

En Sri Lanka, las fuertes lluvias y vientos que azotan desde el pasado miércoles su zona sur han causado la muerte de once personas, mientras que otras cinco permanecen desaparecidas, informó a Efe el portavoz del Centro de Gestión de Desastres (DMC, en inglés), Pradeep Kodippili.

"Seis de los muertos son pescadores que el miércoles por la noche salieron al mar a pesar de que se habían difundido advertencias para no hacerlo. Las otras muertes fueron causadas por accidentes relacionados con los fuertes vientos", señaló.

Al menos 3.509 personas han sido evacuadas a refugios y zonas seguras, cerca de medio millar de casas han sido destruidas y otras 16.000 han resultado parcialmente dañadas, y la alerta roja continúa activa en once de los 25 distritos del país.

En Colombo, las autoridades trabajan para restaurar la electricidad en varias zonas que llevan sin suministro desde hace tres días.

Al otro lado del estrecho de Palk, la tormenta tropical "Ockhi" ha dejado al menos ocho muertos en la India.

Un portavoz del Departamento de Gestión de Desastres de Kerala, Rajeev, informó a Efe de que al menos cuatro personas han muerto como consecuencia de los fuertes vientos y de cables sueltos en este estado del sureste de la India, que está siendo golpeada con intensa lluvia desde ayer.

En el vecino estado Tamil Nadú también cuatro personas fallecieron en eventos relacionados con la lluvia y el viento, informó a Efe el subcomisario de la Autoridad Estatal de Gestión de Desastres de Tamil Nadu, N. Suresh.

Agregó que más de 1.200 personas han debido ser evacuadas en este estado.

"Ockhi" se situaba a las 8.45 GMT cerca de las islas Lakshadweep y el Mar Arábigo al suroeste de la India y a unos 80 kilómetros al nornoreste de la isla Minicoy.

Según el Departamento Meteorológico de la India, se desplazaba a unos 11 kilómetros por hora y se espera que se intensifique en las próximas 24 horas sobre las islas Lakshadweep y que se mueva hacia el nornoreste en las siguientes 48 horas.

A mediados de año, las lluvias asociadas a la temporada monzónica y el ciclón "Mora" causaron al menos 212 muertos y 79 desaparecidos en Sri Lanka.