EFEBarcelona

El "Open Arms", buque insignia de la ONG Proactiva Open Arms, zarpará el 1 de noviembre del puerto de Malta para continuar sus tareas de rescate durante los meses de invierno en el Mediterráneo, donde en los últimos dos años ha salvado a más de 55.700 inmigrantes que buscaban refugio en Europa.

El responsable de la ONG catalana, Óscar Camps, ha explicado durante la presentación de la campaña hoy en Barcelona que el "Open Arms" trabajará en las tareas de rescate junto al barco "Aquarius", de la ONG Sos Méditerranée, una alianza franco-alemana, que durante los meses de invierno también llevará tareas de rescate

Camps ha explicado que el trabajo de los meses de invierno "es menos constante y equilibrado que en verano, ya que se concentra en los días con una climatología más benévola", en el que pueden llegar a salir al mar unas 4.000 personas, de las que Proactiva consigue "llevar a puerto, sanas y salvas a unas 500-600", ha informado el activista.

Desde que la ONG empezó a operar hace dos años, ha salvado 55.700 vidas en el Mar Mediterráneo y el Egeo y ha contado con la participación de más de 220 voluntarios que han formado parte de los equipos de rescate.

Del total de personas rescatadas, en la misión de Lesbos en el Mar Egeo se contabilizan de 32.573 personas, mientras que en el Mediterráneo se han rescatado 23.127 personas, 14.851 de ellas con el buque "Astral", 6.558 con el "Golfo Azzurro" y 1.718 con el "Open Arms".

El "Open Arms" es un antiguo barco remolcador de altura cedido por una naviera que tuvo que ser remodelado para poder llevar a cabo tareas humanitarias y cuenta con embarcaciones neumáticas para rescate, que entre los meses de julio y octubre de este año rescató a 1.700 personas y que durante el mes de octubre ha estado parado para tareas de reparación y mantenimiento.

Los voluntarios integran su tripulación, que oscila entre 17-19 personas en cada misión, rotan cada quince días, y cuya formación es de personal especialistas en emergencias, como socorristas, bomberos y personal sanitario, de los que embarcan siempre dos en cada misión.

El activista ha condenado la "inacción" de la Comunidad Europea y de los gobiernos ante el "drama" que sufren las personas que deben huir de sus países y la "irresponsabilidad" al "mirar hacia otro lado" y no abordar las consecuencias de estas huidas masivas, que están ocurriendo "tan sólo a unos 500 kilómetros de aquí".

"Somos una respuesta popular condenada a calar" porque "estamos dando respuesta a un problema que no se aborda desde los estamentos políticos y que "quizás empezarán a valorar cuando consideren que pueden conseguir rendimiento electoral", ha denunciado Camps.

El responsable de la ONG ha cifrado entre 6.000 y 7.000 euros el coste diario del barco, y el 52 % de este importe se debe destinar a combustible.

Para hacer frente a los gastos, ha explicado, su presupuesto procede en un 97 % de aportaciones privadas, "básicamente donantes particulares de todo el mundo que en 18 % son extranjeros".

Entre las donaciones de particulares se encuentran los 200.000 euros que ha donado la Fundación La Caixa para "ayudar a las tareas humanitarias", ha señalado hoy el director general de la Fundación, Jaume Giró, quien ha añadido que "se trata de una pequeña ayuda para una causa tan grande".

Las ayudas que perciben de la administración representan el 3 % del presupuesto y proceden de ayuntamientos, que "están más comprometidos con la realidad cercana a la gente, como es nuestro caso", ha señalado Camps.

En la segunda misión de este invierno, ha asegurado, les acompañará "una personalidad relevante del Vaticano" y también ha indicado que, entre lo próximos meses de noviembre y diciembre, visitarán al Dalai-Lama para darle a conocer su labor.

Más allá del salvamento, otro de los pilares de la organización es la sensibilización de la ciudadanía sobre estas crisis humanitaria, y por ello han impartido charlas a más de 15.000 estudiantes de todas las escuelas de España.

Proactiva Open Arms inició sus tareas de rescate con el buque "Astral" hace dos años, con el que rescató a 14.851 personas, que en diciembre fue sustituido por el buque "Golfo Azzurro" hasta agosto de este año, cuando ProActica incorporó el "Open Arms", que es su buque insignia.