EFERoma

Italia asignó hoy al barco de la ONG española "Open Arms" el puerto de Palermo, en la isla de Sicilia, con 150 migrantes a bordo para que puedan desembarcar y después sean trasladados a un buque de pasajeros para pasar una cuarentena tras diez días de espera.

El "Open Arms" de la ONG española había rescatado a 278 migrantes, entre ellos 50 menores no acompañados, en varias operaciones en el Mediterráneo central entre el 8 y el 11 de septiembre, pero en los últimos dos días unos 125 ocupantes se habían arrojado al mar ante la desesperación y en el intento de llegar nadando a Palermo, y habían sido salvados por la Guardia Costera italiana.

Italia hasta ahora había autorizado el barco "Open Arms" acercase a las costas de Palermo para buscar abrigo ante el mal tiempo y en espera de una decisión, después de la negativa de Malta.

Hoy 48 migrantes se volvieron a tirar al mar, después de que el jueves lo hicieran otras 76 personas en un intento de llegar a las costas sicilianas.

"Aquí termina un largo viaje lleno de violencia y de sufrimiento. Confiemos en que Europa a partir de ahora les trate mejor", escribió la ONG.

En la noche del 15 de septiembre, la Guardia Costera italiana ya se había ocupado de la evacuación de dos embarazadas y el marido de una de ellas, que Malta había rechazado.

La ONG había denunciado que habían pedido reiteradamente a Malta un puerto, así como la evacuación de algunas personas o abrigo ante el temporal, pero todas estas peticiones fueron rechazadas.

Los médicos de la asociación italiana Emergency habían descrito la situación a bordo como preocupante, con muchas personas que necesitaban asistencia médica por las quemaduras graves sufridas durante la travesía o también las torturas en los campos de Libia.

El buque "Open Arms" que permanecía desde el pasado febrero en el varadero de Burriana (este de España), donde se sometió a una profunda y minuciosa remodelación, ha sido dotado de dispositivos para detectar el coronavirus y lleva a bordo a miembros de la organización sanitaria italiana Emergency.

Italia también permitió la semana pasada desembarcar a los 25 migrantes, que habían pasado 38 días a bordo de un petrolero danés tras la negativa de Malta, después de que estos fueron trasladados al barco "Mare Jonio" de la ONG Mediterranea Saving Human.