EFEBruselas

La ONG Oxfam denunció hoy que las autoridades francesas vulneran los derechos humanos de los migrantes que intentan cruzar su frontera desde Italia, ya que "están deteniendo y expulsando a menores sin acompañantes, lo que es contrario al derecho comunitario".

"Europa debería reparar su sistema de asilo y compartir la responsabilidad de acoger a aquellos que lo demanden", aseguró a través de un comunicado la directora de Campañas de Oxfam Italia, Elisa Bacciotti, quien señaló que "habría que proteger los derechos de los niños en lugar de empujarlos de vuelta a otros países".

Un informe presentado hoy por Oxfam denuncia, en particular, la situación que se vive en la frontera franco-italiana en Ventimiglia, por donde se estima que pasaron alrededor de 16.500 personas (una de cada cuatro menor de edad) en los últimos nueve meses.

La ONG pide al Gobierno francés "que sancione adecuadamente las prácticas ilegales de la policía francesa en la frontera" y que "garantice el derecho a buscar asilo para todos los niños que crucen a territorio francés".

Oxfam recordó que, bajo el Reglamento de Dublín, aunque los migrantes mayores de edad sólo pueden pedir asilo en el Estado miembro por el que accedieron a la Unión Europea (UE), los menores pueden solicitarlo en Francia y, en caso de hacerlo, no pueden ser devueltos a Italia.

La ONG también solicita al Gobierno de Italia que garantice unas mínimas condiciones sociosanitarias a las personas que se refugian cerca de la frontera francesa y, además, llama a las autoridades a dejar de transferir a los migrantes desde Ventimiglia a centros de recepción en el sur de Italia.

En el plano comunitario, Oxfam reclama la necesidad de reformar el Reglamento de Dublín para atajar, principalmente, los problemas que presenta a la hora de abordar la reunificación familiar. EFE

cre/jaf/jmc/mmg

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)