EFEZamora

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (Anpba) ha solicitado a la Fiscalía de Sala de Medio Ambiente una investigación para aclarar y, en su caso, determinar responsabilidades por el fuego de la sierra de la Culebra, que quemó algo más de 30.000 hectáreas de alto valor ambiental.

La asociación ha dirigido un escrito al fiscal de sala coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher Noguera, en el que pide su intervención para que se aclaren los hechos, “por la dolorosa e irreparable pérdida de un ingente número de animales alcanzados, devorados y calcinados por el implacable fuego, así como la enorme destrucción de flora”.

El objetivo de la entidad es que se determine por la Fiscalía “si tanta destrucción podría haberse evitado o no”, según ha informado en un comunicado.

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales cree que el “descomunal” incendio forestal que se declaró el pasado 15 de junio puede haber afectado "fatalmente" a un amplio conjunto de fauna, desde peces a anfibios, reptiles, aves y mamíferos, entre los que se podrían encontrar especies vulnerables como el alcaraván, el sisón o el aguilucho cenizo.

Entre los mamíferos, destacan el lobo, que fue incluido por el Gobierno de España en septiembre de 2021 en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

En su escrito, ANPBA expone ante el Fiscal de Medio Ambiente que el operativo antiincendios de la Comunidad, según manifiesta la Junta de Castilla y León en una nota de prensa, “presta un servicio básico durante todo el año, que solo alcanza su máximo nivel en julio, agosto y septiembre", lo que no consideran lógico si se tiene en cuenta que los incendios forestales, "por motivos del cambio climático, son cada vez más tempranos, invasivos y devastadores”.

“Esto se deduce del hecho de que, para contener las llamas, además de la muy meritoria actuación de operativos de la Junta de Castilla y León, también han tenido que intervenir efectivos de la Unidad Militar de Emergencias del Ministerio de Defensa, de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales, dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), además de efectivos de otras cinco comunidades autónomas, Galicia, Extremadura, Cantabria, Madrid y Castilla-La Mancha", afirman.

En su escrito a la Fiscalía de Medio Ambiente, la asociación recuerda el principio rector establecido en el artículo 45 de la Constitución española: "Todos tenemos derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado y los poderes públicos velarán por ello".