EFEToronto (Canadá)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, reafirmó este lunes que todos los canadienses estarán vacunados contra la covid-19 para septiembre de este año tras recibir críticas de la oposición por la suspensión del envío de vacunas de Pfizer que durará al menos una semana.

Las autoridades canadienses anunciaron a principios de enero que Canadá recibiría esta semana algo más de 208.000 dosis de la vacuna de Pfizer. Pero la compañía farmacéutica informó posteriormente que tenía que suspender los envíos del medicamento a Canadá por problemas de producción en sus instalaciones europeas.

Y la próxima semana, Canadá solo recibirá una pequeña fracción de las 366.000 dosis esperadas. De momento, sólo 100.000 personas han completado el proceso de vacunación en todo el país.

La suspensión de los envíos de vacunas fue duramente criticada hoy por los partidos de la oposición en la primera sesión de la Cámara Baja del Parlamento canadiense tras las vacaciones de invierno.

El líder del Partido Conservador, el principal grupo de la oposición, Erin O'Toole, solicitó que el plan de vacunación de las autoridades canadienses sea revisado por el Parlamento por la falta de "confianza" en el primer ministro.

El parón en el envío de vacunas a Canadá por parte de Pfizer ha obligado a algunas de las provincias del país más afectadas por la pandemia a cambiar sus planes de vacunación y reducir las expectativas de la población.

Quebec ha decidido esperar 90 días, en vez de los 42 recomendados, para administrar la segunda dosis de la vacuna. La medida permitirá a la provincia francófona, la más afectada por el coronavirus, maximizar el número de personas de avanzada edad y trabajadores sanitarios que recibirán la primera dosis de la vacuna.

Pero hay dudas sobre si una única dosis del medicamento será efectiva para proteger contra la enfermedad durante tres meses.

En Ontario y Alberta, las autoridades dijeron que tendrán que reducir durante las próximas semanas el número de citas previstas para administrar la vacuna ante el agotamiento de las existencias.

Mientras, el Gobierno dijo hoy que está considerando aumentar las restricciones a los viajeros internacionales que llegan al país para prevenir la llegada de nuevos casos de la covid-19, especialmente de las nuevas variantes descubiertas en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

Una de las medidas apuntadas por la viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland, sería obligar a los viajeros llegados del extranjero a permanecer aislados durante 14 días en un hotel.

En la actualidad, las autoridades permiten realizar la cuarentena en viviendas privadas. Según datos oficiales, en las dos últimas semanas han llegado a Canadá 143 vuelos internacionales con personas enfermas con la covid-19.