EFEMadrid

Convertir un camión en una obra de arte con pintura fotocatalítica que ademas fija CO2 es el objetivo de "EcoTrucksters by Taruga", un proyecto que combina arte, movilidad y ecología.

Las startups Taruga Creaciones y Trucksters han presentado este martes en Madrid esta iniciativa con la que pretenden reducir la contaminación de su flota de camiones a través de murales hechos con pintura absorbente de CO2 por artistas.

Así, han mostrado su primer "camión convertido en obra de arte" a través de pintura fotocatalítica, "que descontamina el aire gracias a la incidencia de la luz", han explicado.

Para el mural sobre el camión se han empleado doce litros de pintura con la que se han cubierto 68 metros cuadrados y con lo que se logrará una absorción de CO2 "durante el proceso de carbonatación", la mayor parte a lo largo de las primeras semanas aunque "nunca dejará de absorber dióxido de carbono".

Según Taruga y Trucksters, la cantidad de gas mitigado será de cuatro kilogramos, por lo que "el mural de este camión absorbe el mismo CO2 que un árbol durante tres meses".

La pintura muestra un "jardín botánico" en el que se puede leer la frase en ingles "This mural removes CO2 from the air" (Este mural elimina CO2 del aire).

El cofundador y CEO de Taruga Creaciones David Murcia ha explicado a Efe que la pintura fotocatalítica empleada, que se encuentra en los colores "más claritos", tiene cal y grafeno, los compuestos encargados de lograr esa absorción de CO2; a su vez, los colores oscuros "se hacen con una pintura antimicrobiana".

"No se trata de salvar el mundo, se trata de que mediante pequeños pasos a través del arte y a través de que empresas de logística podamos cambiar cosas", ha afirmado Murcia, para añadir que es muy importante que las empresas "se conciencien, sobre todo si son potenciadoras de polución" y ha puesto de ejemplo el prototipo de camión eléctrico de Trucksters.

Se trata de una compañía de transporte que mediante el empleo de las nuevas tecnologías realiza viajes de larga distancia por relevos a través del intercambio de semirremolques entre diferentes cabezas tractoras, lo que para el cofundador de Trucksters, Gabor Balogh, mejora mucho las posibilidades de su empresa de electrificar la flota.

Balogh, ha añadido que "sin relevos no va a existir electrificación", ya que "un camión eléctrico por ahora solo puede tener una autonomía de 200 o 250 kilómetros".

Por Pablo Rojo