EFEMadrid

El titular del juzgado de instrucción número 13 de Madrid ha enviado a prisión provisional comunicada y sin fianza, investigado por un delito de homicidio doloso, al conductor que el domingo mató a un joven de 20 años tras circular en sentido contrario por la M-50.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tras tomar declaración al kamikaze el juez le imputa también otro delito de conducción bajo los efectos el alcohol y un tercero de conducción temeraria con desprecio a la vida de las personas.

El hombre ha prestado esta tarde declaración después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Coslada (Madrid) ordenara este jueves su detención en el centro hospitalario en el que se encontraba desde el accidente, con un traumatismo en un brazo.

Tras legalizar la situación procesal del detenido, el magistrado de Plaza de Castilla ha devuelto el caso al juzgado de Coslada, encargado del asunto al ser el órgano que se encontraba de guardia en el partido judicial en el que se produjeron los hechos y, por tanto, el que abrió las diligencias previas por fallecimiento y levantó el cadáver.

El juez ha seguido el criterio de la Fiscalía de Madrid, que ve dolo eventual en la actuación del hombre.

Esta figura se aplica en los casos en los en que la persona, aun sabiendo el resultado y el daño que puede provocar una determinada acción, continúa con ella y no descarta el resultado que puede llegar a producirse.

El kamikaze triplicó la tasa de alcoholemia en el análisis posterior al siniestro, que tuvo lugar hacia las 06:30 horas del domingo en el kilómetro 25 de la M-50, a la altura de Coslada.

Conducía en sentido contrario hasta que chocó con el vehículo de un joven de 20 años, que murió en el acto.