EFESantiago de Compostela

El caso Alvia ha vuelto a sufrir un nuevo vuelco pues la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha emitido un auto en el que ordena el retorno del proceso a la fase de diligencias previas de investigación.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha indicado que ello se debe a la aparición de datos sobrevenidos expuestos por la plataforma de víctimas 04155, como el supuesto borrado de datos, y de ahí esta resolución.

El 24 de julio de 2013, víspera del Día de Galicia y en plenas festividades del Apóstol, un tren descarriló a la altura del barrio compostelano de Angrois, en la curva de A Grandeira, y el saldo fue de 80 víctimas mortales.

El tribunal ha adoptado esta medida después de que la Plataforma Víctimas Alvia 04155 presentase un recurso en el que adjuntaban una declaración jurada de uno de los extrabajadores del constructor ferroviario Talgo en la que este aseguraba que responsables de la empresa ordenaron el borrado de datos sobre averías del tren accidentado apenas unas horas después del suceso.

En un auto con fecha 7 de noviembre, al que ha tenido acceso Efe, los magistrados de la Audiencia Provincial exponen que, "en virtud de la aparición de datos sobrevenidos expuestos" desde la plataforma, "se acuerda dejar sin efecto los autos apelados" de cierre de la instrucción "y el retorno del proceso a la fase de diligencias previas de investigación" para analizar dicha declaración.

Asimismo, la Sala considera que "resulta ineludible investigar los hechos expuestos" por el extrabajador de Talgo, "tanto por lo que se refiere a la supuesta destrucción de pruebas como a la situación en que se hallaba el tren y su posible relación con el accidente, que ha sido uno de los objetos principales de la investigación".

Con el anterior cierre de la fase de instrucción, el juez que lleva la causa, el magistrado Andrés Lago Louro, señalaba como únicos imputados al maquinista del tren, Francisco José Garzón, y al exdirector de Seguridad de Circulación de Adif, Andrés Cortabitarte, ambos presuntos responsables de un delito de homicidio imprudente.

Esta decisión ha estado siempre cuestionada desde la Plataforma Víctimas Alvia 04155, que reclamaba más implicados en la causa y que este martes ha mostrado su satisfacción por la reapertura de la instrucción.

El presidente de este colectivo, Jesús Domínguez, ha afirmado que "lo lógico" es que el tribunal haya procedido como lo ha hecho, y ha reclamado que desde Talgo accedan a abrir una investigación interna para analizar lo sucedido y que el presidente de la compañía mantenga una reunión con las víctimas.