EFEBerlín

Las peluquerías reabren este lunes en toda Alemania tras dos meses y medio, un primer paso de relajación de las restricciones a la actividad económica a la que en algunas regiones se suman floristerías, ferreterías y podólogos.

La reapertura llega como antesala de la reunión virtual que celebrarán este miércoles la canciller alemana, Angela Merkel, y los 16 jefes de Gobierno de los estados federados, donde se analizará la situación y se deberían acordar los siguientes pasos.

La medida se justifica con la caída general de la incidencia acumulada en el país desde mediados de enero, pese a las recientes alarmas por que la propagación de las variantes más contagiosas por el país desaten una tercera ola.

Según el Instituto Robert Koch (RKI) de virología, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa este lunes en los 65,8 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, lejos de los cerca de 200 de finales de diciembre, pero algo más de los poco más de 50 de hace dos semanas.

El presidente de Baviera, Markus Söder, abogó por un reapertura "con mesura" y "precaución". El Partido Socialdemócrata (SPD), socio minoritario en la coalición de gobierno, cree posible también una desescalada gradual.

Mientras grupos de la oposición y asociaciones empresariales exigen la reapertura de la actividad económica, algunos expertos advierten de que la situación no está en absoluto bajo control.

Una reciente encuesta de Yougov señalaba que el 43 % de la población quiere relajar las restricciones, mientras un 35 % prefiere mantenerlas o incluso endurecerlas y un 17 % quieren eliminarlas totalmente.

El portavoz de Sanidad del SPD, Karl Lauterbach, indica en declaraciones que publica este lunes "Der Spiegel" que la propagación de la variante detectada en Reino Unido presenta en el país ya un "crecimiento exponencial de libro".

Exige por tanto no sólo el mantenimiento de las restricciones a la vida pública y la actividad económica, sino modificar también ligeramente la campaña de vacunación para llegar al mayor número de personas posible y aumentar las capacidades de testeo rápido en colegios y empresas.

Por otra parte, Alemania impuso este domingo controles en su frontera con el departamento francés de Moselle debido a la expansión en esta región de las mutaciones. Para cruzar es preciso presentar un test PCR negativo reciente.

En las semanas previas Alemania ha levantado asimismo controles en sus fronteras con República checa y el Tirol austríaco, aunque estos mucho más restrictivos ya que sólo se puede acceder al país con un test negativo y una razón justificada.

El RKI comunicó este lunes que en las últimas 24 horas se han registrado 4.732 nuevos casos y 60 muertes con o por covid. El país acumula así 2.447.068 infecciones y 70.105 víctimas mortales.