EFEBarcelona

Los expertos de la Fundación ACE-Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center han recomendado este martes promover la lectura entre las personas con demencia como instrumento para trabajar el lenguaje y la memoria, coincidiendo con la celebración de Sant Jordi.

La habilidad lectora es uno de los procesos que las personas pierden más tarde con la edad y la enfermedad pero es habitual que, progresivamente, abandonen esta práctica por el esfuerzo que les supone seguir el hilo del relato y mantener la atención en aquello que están leyendo.

Así, desde la Fundación ACE se recomienda a los familiares y a los cuidadores de personas con demencia que les faciliten esta actividad acompañándolos en la lectura y poniendo a su disposición un libro o un periódico o escribiéndoles, por ejemplo, un texto breve y con letra clara.

La subdirectora de la Unidad de Atención Diurna de Fundación ACE, Amèrica Morera, recomienda a los familiares y cuidadores tener en cuenta las necesidades específicas de la persona y el estado de la enfermedad para adecuar y facilitar las lecturas.

En las fases leves de las demencias, se recomienda que la persona afectada lea relatos cortos, cuentos o noticias en la prensa, y en la fase moderada es aconsejable recurrir a textos como la poesía o historias cortas que tengan pocos personajes.

En la fase avanzada de la enfermedad se debería optar por la lectura de palabras o frases, escritas con claridad, como refranes, dichos populares y la lectura de textos que tengan un significado para ellos y que les trasladen a una vivencia propia.

También se aconseja que, siempre que sea posible, lean acompañados, para potenciar los efectos beneficiosos de la lectura.

"Leer acompañados nos permitirá comentar el argumento, hablar de los personajes o de los recuerdos que nos despierta la lectura y, en el caso de que la reacción no sea positiva, parar la actividad", han indicado desde la Fundación ACE.