EFELisboa

Portugal alcanzó hoy el récord de ingresados en planta con 3.151 personas hospitalizadas por covid-19, 123 más que ayer, de las que 491 se encuentran en cuidados intensivos, 6 más en las últimas veinticuatro horas.

Portugal, que prologará el estado de emergencia hasta el 8 de diciembre y aumentará las medidas restrictivas a partir del próximo martes, 24 de noviembre, sumó hoy 4.788 nuevos infectados y mantiene 83.942 casos activos, de los 260.758 positivos que se han registrado desde que comenzó la pandemia.

En las últimas 24 horas fallecieron 73 personas a causa de la Covid-19., por lo que el número total de fallecidos es de 3.897 personas.

El primer ministro luso, António Costa, anunció ayer que harán controles fiscales en las empresas para que cumplan la imposición del teletrabajo, obligatoria en todas las comarcas que tienen más de 240 casos por cada 100.000 habitantes.

Además, el Gobierno ha decidido suspender las clases en todos los centros docentes del país los días 30 de noviembre y 7 de diciembre, ya que en Portugal es festivo el 1 y el 8 de diciembre.

El toque de queda para todas las comarcas con más de 240 casos por cada 100.000 habitantes se mantiene de 23 a 5 horas en días de diario y de 13 a 5 horas los fines de semana.

Sin embargo, entre el 27 de noviembre y el 2 de diciembre y del 5 al 9 de diciembre, el toque de queda será el mismo en todo el país y se aplicará entre las 23 y las 5 horas del día siguiente.

En cualquier comarca con más de 240 positivos, los establecimientos comerciales tienen que cerrar a las 22 horas y los centros culturales a las 22.30 horas.

Además, en 127 comarcas del país, donde hay más de 480 casos por cada 100.000 habitantes, entre ellas Oporto y Lisboa, el toque de queda para los fines de semana y festivos será entre las 13 y las 5 horas del día siguiente, mientras que los establecimientos comerciales tendrán que cerrar a partir de las 15 horas los días 30 de noviembre y 7 de diciembre.