EFELas Palmas de Gran Canaria

La Guardamar Concepción Arenal ha rescatado a 150 kilómetros al suroeste de Gran Canaria a 36 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos dos bebés y dos menores más, que navegaban en una patera de la que tiraron anoche al mar el cadáver de un hombre adulto.

Esta expedición está conformada por 18 mujeres, 14 varones adultos y cuatro menores, dos de ellos de muy corta edad, según han informado a Efe fuentes de Salvamento Marítimo.

La Guardamar que los ha auxiliado regresa con ellos a bordo hasta Gran Canaria, adonde podría llegar en unas tres horas.

El avión de Salvamento Marítimo Sasemar 103, que buscaba por esa zona otras pateras que han partido en los últimos días de la costa del Sahara Occidental rumbo a Canarias, avistó a esta barcaza cuando navegaba a unos 150 kilómetros al sur de Gran Canaria.

A su encuentro partió desde Gran Canaria la Guardamar Concepción Arenal, cuya tripulación ha rescatado a sus ocupantes, que prevé desembarcar en esta isla a lo largo de la tarde.

Este rescate se produce horas después de que fueran ingresados en el Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria dos mujeres, una embarazada, dos hombre adultos y nueve menores, entre ellos una niña pequeña en estado crítico, que iban en otra barcaza junto a otros 43 adultos a los que auxilió este martes por la tarde la Salvamar Macondo.

Todos siguen ingresados, menos la mujer embarazada, que acaba de recibir el alta, según han informado a Efe fuentes del hospital que los asiste.

Con el fallecido que los ocupantes de la última patera han relatado a los tripulantes de Salvamento, son ya 17 las personas que han perecido en lo que va de año en esta ruta migratoria de las que se tiene constancia en Canarias, bien porque murieron en las islas, llegaron sin vida en las pateras o sus compañeros dieron testimonio de su fallecimiento en el mar.