EFEMadrid

Las salidas de Madrid y Barcelona registran a media tarde algunas retenciones por la afluencia de coches con motivo del puente de la Constitución y la Inmaculada, un periodo en el que la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se produzcan 6,3 millones de viajes.

A las 18.30 horas en Madrid las principales complicaciones se localizaban en la A-3, en Rivas-Vaciamadrid; en la A-4, a su paso por Pinto, y en la A-42 entre Fuenlabrada y Torrejón de la Calzada.

Mientras, en la A-4, ya en la provincia de Toledo y en dirección a Córdoba, el tráfico registraba más problemas en Casarrubios del Monte y Maqueda.

También había tráfico también lento en las salidas de Barcelona, sobre todo en la A-2 en Sant Andreu de la Barca; en la B-23 en Molins de Rei; en la C-17 en ambos sentidos en Parets del Vallès; y en la AP-7 en Barberá del Vallès.

En la Comunidad Valenciana la situación era complicada en todas las entradas, pero especialmente sobre todo en la A-3 a la altura de Chirivella; y en Málaga l tráfico era lento en la A-7 en Calahonda en sentido capital.

Tres accidentes dificultaban el tráfico: uno en la A-67 en Cantabria, en concreto en Barreda en sentido Santander; otro en León en la A-32 en Sahagún; y un tercero en Sevilla en la entrada por la A-4 en Bellavista.

Este año, al coincidir la festividad de la Inmaculada en domingo, ocho comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Madrid y La Rioja) han trasladado dicho día festivo al lunes, por lo que el dispositivo concluirá a las doce de la noche de ese día.

Según Tráfico, los principales destinos serán las zonas de montaña para la práctica de los deportes de invierno, así como las zonas turísticas de descanso y segundas residencias.