EFEMadrid

La coexistencia del lobo y la ganadería extensiva resulta "fundamental" por "razones ambientales, sociales, familiares y de entorno antropológico", así como por "una visión holística del territorio y un entendimiento de los ecosistemas, por motivos culturales o por sanidad animal".

Así lo ha puesto de manifiesto la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante una interpelación en el Pleno del Senado realizada por el senador por Segovia del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Juan José Sanz.

La coexistencia, ha indicado Ribera, "como bien recuerdan los ganaderos no puede tener lugar a cualquier precio", por lo que "debemos evitar daños y, si se producen, compensarlos".

La vicepresidenta cuarta ha manifestado que "tanto la prevención como la compensación requieren más eficacia que los sistemas actuales" y "conviene plantearnos de una vez por todas si el coste que supone la convivencia del ganado con grandes carnívoros debe ser asumido solidariamente por la sociedad y no tan solo por los ganaderos".

Ribera ha declarado que en los países del entorno este tema "ha dejado de ser discutido y la gestión del depredador cuenta con mecanismos y finalidades distintas a la cinegética y habitualmente son mucho más eficaces".

"Las cosas tal y como están no son buenas para nadie y menos que nadie para los ganaderos", ha recalcado la titular de Medio Ambiente, quien añade que "no es buena para la ganadería extensiva ni para el lobo", por lo que "tiene muy poco sentido seguir mirando hacia el otro lado ignorando la situación y la dificultad de nuestros conciudadanos".

Para Ribera, el conocimiento y la transparencia respecto a las medidas de apoyo a la ganadería, así como a la evolución y gestión del lobo "son manifiestamente mejorables".

De hecho, prosigue Ribera, la falta de comparabilidad de los criterios de gestión a la necesidad de motivación de informes implica, además de desigualdad e ineficacia, "una frecuente litigiosidad y judicialización de las disposiciones aprobadas por las comunidades, muy en particular las aprobadas por la Junta de Comunidades de Castilla y León".

"Lo más importante de incluir al lobo en el listado no es si se caza o no se caza, sino el poder contar con una gestión unificada, comprensible y comparable de toda la población permitiendo medidas de gestión coordinadas, prevención y apoyo uniforme a la ganadería extensiva", ha aseverado Ribera.

El senador por Segovia del GPP, Juan José Sanz, ha avanzado durante su intervención que "vamos a presentar una moción para rechazar la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lesrpe) y que no se haga ninguna modificación sin el acuerdo de las Comunidades Autónomas para ver si están con los territorios a los que representan o con el Gobierno del caos".

"Elevar el estatus de protección del lobo no es una decisión ni socialmente ni científicamente justificada ni demandada", ha afirmado Sanz, quien apunta que "incluso podría ser contraproducente para la conservación de la propia especie tal y como dice la naturalista Odile Rodríguez de la Fuente".

Según Sanz, "las comunidades que no tienen lobo decidieron que fuera incluido en el Lesrpe y esto es así porque había que dar satisfacción a la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel)", una asociación, ha dicho, "radical" y que "se dedica a instar, a través de cartas de la Presidenta del Partido Socialista, a la denuncia de comunidades autónomas que incumplen con sus obligaciones".

Sanz ha agregado que con la decisión de protección de este cánido "se invaden competencias exclusivas de las comunidades, como así se lo recogen sus estatutos de autonomía".

"No hay nada que ponga más en peligro al propio lobo que esta medida y no hay nada que ponga más en peligro a la población de estos lugares que esta medida", ha manifestado el senador popular, quien ha añadido: "Usted es la responsable de Reto Demográfico también".

El abandono de la ganadería, asegura, Sanz, "pone en riesgo los hábitats de gran valor porque el mejor bombero que tiene nuestro medio forestal es el propio ganado".