EFEMoscú

Rusia registró hoy más de 9.400 casos nuevos de coronavirus y 139 muertes por la COVID-19, lo que eleva el total de infectados confirmados hasta el momento a 335.882 y el número de fallecidos a 3.388, según los últimos datos oficiales.

En total, en las últimas 24 horas el país sumó 9.434 casos a las estadísticas de personas infectadas con la COVID-19, lo que implica que por octavo día consecutivo se registran menos de 10.000 nuevos contagios diarios en Rusia.

En Moscú, epicentro de la pandemia en el país, se detectaron 3.190 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el total de infectados en la capital a 161.397.

Además fallecieron 67 personas por COVID-19 en Moscú durante la última jornada, por lo que hasta el momento son 1.934 las vidas que se ha cobrado la enfermedad en la capital rusa.

El pasado 15 de mayo comenzó en Moscú un programa a gran escala para detectar anticuerpos en los moscovitas.

En total se efectuarán hasta 6 millones de pruebas en el marco del estudio de seroprevalencia, lo que sería la mitad de la población de la capital.

Hasta el momento, se han realizado más de 50.000, indicó hoy el jefe del departamento de salud de la capital, Alexéi Khripun.

De ellos en un 12,5 % se han detectado la inmunoglobulina G (IgG) anticuerpos, indicó.

"Vemos que la proporción de moscovitas que desarrollan inmunidad al coronavirus es comparable a la de algunas otras ciudades en el mundo", señaló.

A nivel nacional, la jefa sanitaria de Rusia, Anna Popova, ha dicho que se prevé iniciar test masivos de inmunidad a partir de finales de junio.

Según ella, se planea hacer pruebas a un 0,5 % de la población de Rusia, de 146 millones de habitantes.

Recordó que tales pruebas ya se realizan en el personal médico y que hasta la fecha se practicaron a unos 10.000 trabajadores sanitarios en 51 centros médicos.

Por otra parte, el Instituto Nikolái Gamaleya de Rusia informó hoy de que planea iniciar la producción de su vacuna contra la COVID-19 a finales del verano, según el director de la entidad, Alexandr Guintsburg.

El experto señaló en rueda de que los ensayos preliminares de la vacuna en animales mostraron buenos resultados y que espera poder solicitar la autorización para pasar a las pruebas clínicas en humanos en la primera mitad de junio.