EFELas Palmas de Gran Canaria

Dieciocho personas han desaparecido al hundirse una lancha neumática a unos 80 kilómetros de distancia de Lanzarote, en una jornada en la que han sido rescatados 409 inmigrantes en nueve embarcaciones en Canarias, según los recuentos que facilitan Salvamento Marítimo y el 112.

La zódiac del naufragio había partido el martes desde Tarfaya (Marruecos) con 27 personas a bordo -entre ellas siete mujeres y un menor- y había pedido auxilio por teléfono a través de la ONG española Caminando Fronteras, que reportó los datos de su posición a la Guardia Civil, para que movilizara a Salvamento Marítimo.

Cuando la Guardamar Calíope llegó a su encuentro, sobre las 23.00 horas, solo halló a nueve supervivientes, que se aferraban como podían a los restos de la neumática, sin observar ningún cadáver.

Salvamento Marítimo había intentado movilizar previamente al helicóptero de rescate de Gran Canaria, el Helimer 211, pero estaba regresando en ese momento de la búsqueda de otra patera a 120 kilómetros al sureste de la isla y necesitaba repostar.

Tampoco fue viable enviar el helicóptero de rescate de Tenerife. Cualquiera de las dos opciones, según consta en las conversaciones con el centro de coordinación de Las Palmas a las que ha tenido acceso Efe, suponía un paréntesis de dos horas, como mínimo.

La ONG que reportó el aviso, Caminando Fronteras, ha criticado el tiempo que se tardó en enviar medios de rescate desde Canarias, porque asegura que facilitó la posición de esa zódiac por la tarde, con indicación de que sus ocupantes afirmaban que se hundían.

"Si no vienen en 30 minutos, estamos muertos", dijeron los ocupantes de la zódiac en una de sus últimas comunicaciones con Caminando Fronteras, ha señalado a Efe su portavoz, Helena Maleno.

Cuando comprobó que en el agua no quedaba nadie más que las nueve personas rescatadas, la Guardamar Calíope continuó con la búsqueda de dos neumáticas más ubicadas en la misma zona.

En total, en ese servicio rescató a 127 inmigrantes subsaharianos (96 hombres, 25 mujeres y seis niños) y los trasladó a Arrecife.

Mientras tanto, en la misma noche, la Salvamar Al Nair rescataba también desde Lanzarote dos pateras más con inmigrantes magrebíes a bordo, una con 35 personas (33 hombres y dos mujeres) y otra con 37 (25 hombres, una mujer y once niños)

Más al sur, la Guardamar Concepción Arenal prestaba ayuda desde Gran Canaria a dos lanchas neumáticas con un total de 120 inmigrantes subsaharianos (82 varones, 31 mujeres y siete menores).

Los rescates de este miércoles han continuado durante la mañana y la tarde con otras dos operaciones en aguas cercanas a Lanzarote: una neumática con 58 inmigrantes subsaharianos a bordo, entre ellos ocho mujeres y cinco menores, socorrida por la Guardia Civil, y una patera con 32 varones magrebíes localizada por la Guardamar Calíope.

Este último grupo no fue conducido al puerto más cercano, Arrecife, sino a Fuerteventura porque los recursos de acogida de Lanzarote están saturados por las llegadas de los últimos días.