EFEMadrid

El Ministerio de Sanidad reforzará las medidas de detección precoz frente al coronavirus ante el brote registrado en Italia, donde ya hay 219 casos confirmados y seis fallecidos, para lo cual ha convocado de manera urgente este martes a las comunidades autónomas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado de esta convocatoria extraordinaria del Consejo Interterritorial de Salud, en rueda de prensa tras la reunión diaria del Comité de Evaluación y Seguimiento del Coronavirus.

Illa ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha pedido confianza en el Sistema Nacional de Salud y en sus profesionales, así como no caer en "situaciones de alarmismo".

En España, en las últimas horas se han detectado 9 posibles casos sospechosos, todos ellos ya descartados, y en estos momentos hay tres en estudio, de los que solo se informará en caso de que den positivo al contagio.

Illa no ha querido dar detalles sobre los casos en estudio y ha recordado que la política informativa que se sigue es dar solo información de casos confirmados.

A pesar de ello, algunos gobiernos regionales están informando de casos sospechosos, como la Junta de Castilla y León, que ha señalado en un comunicado que se ha activado el protocolo por posible coronavirus en centros hospitalarios de Salamanca y Ávila.

En Pamplona, varias personas se encuentran en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) tras presentar síntomas, según han confirmado a Efe fuentes sanitarias, y en el Hospital Civil de Málaga han sido aislados dos pacientes que presentaban un cuadro gripal y que habían viajado recientemente al norte de Italia.

El ministro ha insistido en la importancia de la coordinación con las comunidades autónomas "al máximo nivel" para estar preparados ante cualquier "eventualidad", de ahí la reunión de este martes con los consejeros de Sanidad, en la que se darán a conocer medidas adicionales a las ya puestas en marcha.

Previamente se va a reunir la ponencia de alertas de las comunidades autónomas y la Comisión de Salud Pública, en la que también están representadas las autonomías.

Illa ha recalcado, además, la coordinación con Europa, con la que se está trabajando "constantemente", y ha informado de que esta tarde el centro de control europeo de enfermedades va a tratar de consensuar medidas y discutir si se va a cambiar la definición de caso clínico. "es muy probable que haya un ajuste".

España, de momento, no va a adoptar medidas como tomar la temperatura a todos los pasajeros que lleguen de zonas de riesgo, ha dicho Illa, quien ha explicado que los expertos lo que aconsejan es ampliar la información en puertos y aeropuertos a esas personas para que sepan qué tienen que hacer en caso de presentar síntomas.

También se va a reforzar la información en los centros sanitarios para que todos los trabajadores sepan cómo actuar y tener así "toda la red sanitaria preparada".

El ministro ha incidido en que se trata de ampliar la detección precoz para actuar cuanto antes y ha explicado que los protocolos están en "revisión permanente".

España suscribe el llamamiento de la Comisión Europea a la calma y a no cerrar fronteras de otros Estados miembros, pese al aumento de casos en Italia, ha declarado a Efe en Bruselas la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

También la titular de Educación, Isabel Celaá, ha apuntado a que el Gobierno mantiene el "principio de la prudencia", aportando la "máxima seguridad" de los alumnos pero siguiendo las líneas marcadas por la Unión Europea, al ser preguntada por la situación de los estudiantes españoles del programa Erasmus en el norte de Italia.

La situación en este país genera "inquietud", ha reconocido el titular de Sanidad, quien, no obstante, ha insistido en trasladar tranquilidad para que la ciudadanía tenga la certeza de que se está haciendo un seguimiento constante de la situación desde el primer momento.

De la misma manera se ha manifestado la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que ha pedido este lunes que no se entre en una actitud de "excesiva angustia" y se ha mostrado convencida de que el sistema sanitario español actúa con las "máximas precauciones y la máxima anticipación posible".