EFEMadrid

El Ministerio de Sanidad estudia todos los escenarios y todos los factores que van a poder intervenir en la fase sucesiva al confinamiento total, la de "desescalada" de las restricciones sin arriesgar un repunte del coronavirus, un proceso complejo sobre el que "nadie en el mundo tiene las soluciones".

Así lo ha resaltado en la rueda de prensa telemática tras la reunión del Comité Técnico del Coronavirus la jefa de área del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, María José Sierra, quien ha apuntado que el siguiente paso "no es algo absolutamente rígido" porque "hay un montón de factores que tenemos que ir viendo y poniendo juntos".

Saben por ejemplo que la detección y aislamiento precoz de los casos y el seguimiento adecuado de sus contactos "es una de las pieza clave" que puede garantizar que "tenemos capacidad para ir saliendo".

Pero este proceso es "complejo, compartido y muy nuevo para todos porque nos estamos enfrentando a algo que nadie tenemos experiencia, entonces no hay respuestas claras", ha reconocido.

El Ministerio está trabajando "de manera intensa" con expertos, también de la UE y de las distintas comunidades, en el diseño de la transición progresiva a la normalidad, "viendo todos los escenarios, todos los factores que van a influir, estudiándolos poco a poco, poniendo en marcha lo que hace falta tener si no lo tenemos".

"Nadie de verdad en el mundo tiene las soluciones, ni los criterios claros, ni marcadores específicos para hacerlo", ha justificado la doctora.

Preguntada por el estudio de seroprevalencia que Sanidad quiere empezar a poner en marcha la semana que viene para medir el nivel de inmunidad de la población a partir de una muestra de más de 60.000 personas, ha insistido en que ha sido diseñado "con mucho rigor" por expertos del Centro Nacional de Epidemiología y del INE, que hacen otros similares de forma habitual sobre enfermedades vacunables.