EFEMadrid

Pese a la fase ascendente de casos en una docena de comunidades y 560 brotes abiertos, la mayoría asociados al ocio nocturno, Sanidad cree que "no estamos en una situación grave", aunque se sigue con "muchísima atención" ese incremento de casos, por si hubiera que tomar "medidas más importantes".

Lo ha explicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, quien ha descartado volver al estado de alarma de forma "inminente", aunque ha admitido que "es una opción que no ha dejado de estar desde el mismo día en que se derogó".

Simón ha cifrado en 560 los brotes activos, de los 680 notificados hasta la fecha, y ha resaltado que la mayoría de ellos se dan en ámbitos y fiestas familiares, aunque el ocio nocturno sigue protagonizando el mayor número de casos.

Además, el epidemiólogo ha destacado que los asociados al ámbito laboral, sobre todo a temporeros de recogida de fruta, han disminuido sustancialmente y los casos asociados a ellos también.

Precisamente, el Gobierno ha presentado este lunes a las comunidades autónomas una guía de recomendaciones para minimizar el riesgo de transmisión de la covid-19 entre los temporeros, con acciones específicas para el transporte, las explotaciones y el alojamiento.

Cataluña ha superado los 100.000 casos positivos de COVID-19 tras cinco meses de pandemia y mantiene la cifra de más de un millar de nuevos contagios a diario, mientras empieza a preocupar la evolución al alza detectada en la comarca del Vallès Occidental.

La comarca y sus dos cocapitales, las ciudades de Sabadell y Terrassa, se han puesto en alerta ante los últimos datos: en una semana se han incrementado en 110 los casos nuevos en Sabadell, con un total de 182, y en Terrassa el aumento ha sido de 70 casos, con 127 en total. Suman 12.751 los fallecido en Cataluña.

El responsable del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias ha alertado de que Barcelona y su área metropolitana, junto con Madrid, son zonas especialmente sensibles, en las que "siempre es mejor excederse en las medidas que quedarse corto" y en las que la detección precoz -en alusión a Madrid- "debería ser una prioridad y no conseguirla debería ser un punto de desasosiego".

A falta de los datos de Madrid, Cataluña y Navarra, que por problemas técnicos no han incorporado sus cifras, se han notificado 968 nuevos contagios en las últimas 24 horas, frente a los 1.554 reportados el viernes, con lo que la cifra total de infectados se eleva a 297.054 y la de muertos a 28.472, 26 en los últimos 7 días.

Con una evolución favorable de la situación en la mayor parte de Aragón, en Zaragoza la transmisión es todavía importante y "no se ha estabilizado".

Ante la continua ascensión, aunque lenta, de la curva de contagios que ayer sumaron 596, el gobierno aragonés ha decidido este lunes extender a toda la comunidad la reducción de los horarios de hostelería, la prohibición del botellón, el ocio nocturno y la limitación del número de personas por grupo.

Entretanto, en la residencia de la tercera edad de Burbáguena (Teruel), donde 63 usuarios han contraído la covid-19, se ha comunicado este lunes un cuarto fallecido. En la residencia vivían 94 mayores, de los que cinco han fallecido y diecinueve están hospitalizados.

Navarra ha seguido registrando 78 nuevos casos de covid y un ingreso hospitalario, con una situación de ocupación hospitalaria que permanece estable con 42 ingresados.

Esta comunidad, de manera compartida con el Ayuntamiento de Sangüesa, ha decidido adoptar una serie de medidas restrictivas en la localidad para prevenir el incremento de casos en esta zona en los últimos días, entre las que se baraja la clausura de espacios públicos como piscinas, parques y fuentes; y otras relacionadas con el ocio nocturno.

En Castilla y León, el protagonismo se centra en las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban, donde los cerca de 9.500 vecinos afrontan su segundo día aislados a causa de un brote que ha dejado por el momento 43 positivos.

En una jornada que en condiciones normales hubiera sido festiva para ambos municipios, las intenciones de los representantes institucionales, lugareños y otros agentes sociales son las de cumplir a rajatabla las medidas sanitarias para salir juntos de la situación sanitaria dentro de catorce días -el tiempo que de momento deben estar aislados- y servir de ejemplo para el resto de casos en España.

Otra de las comunidades más afectadas por los brotes es Murcia, con 721 positivos, donde se ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la población más joven al haberse constatado que el 15 por ciento de los nuevos contagios por coronavirus son menores de 18 años. Desde este martes quedan cerrados los centros de día de mayores de Lorca.

Baleares ha registrado 67 nuevos casos de coronavirus en los últimos tres días, un dato acumulado inferior a los 81 contagios reportados el pasado viernes solo en un día. Actualmente hay en las islas 327 contagios activos y desde el viernes 16 personas se han curado de la enfermedad y no se ha producido ningún fallecimiento.

El Gobierno de Canarias ha declarado este lunes 25 nuevos casos de coronavirus detectados en su territorio en las últimas 24 horas, doce de ellos correspondientes a los ocupantes de dos pateras del sábado. Se trata de la cifra más alta en las islas desde el final del estado de alarma, con la única excepción del 20 de julio, cuando se registraron 46 positivos entre los 61 ocupantes de una neumática llegada a Fuerteventura desde El Aaiún (Sahara) tres días antes.

En La Gomera, isla que no tenía contagios desde el 29 de marzo, se ha registrado un caso, una persona que llegó hace unos días a la isla.

Andalucía ha incrementado en las últimas veinticuatro horas 9 nuevos brotes de coronavirus y en el mismo plazo ha superado otros 5, con lo que el número de brotes activos este lunes queda en 75, cuatro más que ayer, con un total de 852 contagiados.

Extremadura ha pedido prohibir las reuniones privadas con más de 15 personas tanto en domicilios como en el campo, así como los botellones, y ha remitido al juez un extenso informe de salud pública en el que se pone de manifiesto que más del 54 % de los casos actuales de infección tienen que ver con encuentros familiares.

De esta prohibición quedarán excluidas, sin embargo, los velatorios, las bodas, las comuniones y los bautizos.

Los ayuntamientos también están vigilantes por los brotes, como en la localidad malagueña de Torremolinos, donde se ha ordenado el cierre cautelar durante quince días del chiringuito, Kokun Ocean Club, donde uno de los integrantes del grupo de DJ Les Castizos escupía alcohol de una botella a los asistentes, que además no mantenían las distancias de seguridad.

Cantabria ha notificado este lunes 31 nuevos positivos de coronavirus, lo que eleva a 189 el número de casos activos, 14 de los cuales están hospitalizados, uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos, y 175 permanecen en cuarentena domiciliaria.

El brote de coronavirus vinculado a un gimnasio de Arteixo (A Coruña) ya afecta a 47 casos positivos.

El Gobierno ha decidido reforzar la estructura del Ministerio de Sanidad con la creación de una Secretaría de Estado, de cara al control de posibles rebrotes de la COVID-19, así como ante la aparición de nuevas enfermedades de potencial pandémico.