EFEMadrid

La Comunidad de Madrid está "reforzando y consolidando las mejoras alcanzadas y las capacidades de Atención Primaria, Salud Pública y control de residencias" según el informe del Ministerio de Sanidad sobre las "Capacidades estratégicas sanitarias dentro del plan de transición hacia una nueva normalidad", que también destaca sobre la comunidad madrileña que "es notable el esfuerzo de información a la ciudadanía".

En el informe hecho público esta noche por Sanidad, se reconoce "oficialmente" que en la Comunidad de Madrid se ha puesto en marcha desde el pasado 11 de Mayo un procedimiento de detección precoz de COVID-19 basado en la toma de muestras en 306 centros de Atención Primaria para lo cual "se han incorporando aspectos organizativos, y estructurales" en todos los centros, estando el servicio disponible las 24 horas y pudiendo ser realizado en el domicilio particular de los ciudadanos, "habiéndose adecuado los recursos humanos para este fin".

La Comunidad de Madrid, que hoy ha pasado a Fase 1 dentro de los planes oficiales de desescalada de la pandemia, ha hecho un "esfuerzo importante" respecto a las semanas anteriores para reforzar y consolidar su capacidad diagnóstica y su sistema de detección precoz y seguimiento de contactos, lo que se refleja en unos "indicadores de diagnóstico temprano aceptables", se recoge en el análisis.

Aún así el alto organismo sanitario detalla dos recomendaciones de mejora para Madrid como son "continuar con los esfuerzos para desplegar el procedimiento de diagnóstico precoz y monitorizar sus indicadores especialmente en Atención Primaria" y "continuar con el despliegue de la estrategia de estudio y seguimiento de contactos y monitorizar sus indicadores".

La Comunidad de Madrid es la más densamente poblada de España, según el informe, "lo cual puede favorecer una elevada tasa de contacto entre personas, con la consiguiente probabilidad de transmisión".

"Su conectividad es muy elevada, lo que incrementa el riesgo de propagación de la enfermedad a los municipios y provincias de su alrededor", detalla el análisis oficial que concreta que en un día laborable cada madrileño realiza una media de 2,4 viajes, recorre 17,1 kilómetros al día y dedica 69 minutos en sus desplazamientos, elementos que "requieren que se adopte una especial consideración la hora de realizar su valoración".

El número de reproducción básica está por debajo de 1 desde el 30 de marzo y la curva epidémica también muestra una tendencia descendente en la Comunidad de Madrid.

El Ministerio de Sanidad añade que "se puede considerar" que la circulación de SARS-CoV-2 en la Comunidad de Madrid "es de nivel bajo" con una incidencia acumulada por fecha de notificación en los últimos 14 días de 35,88/100.000 habitantes, aunque superior a la del conjunto de España (20,02/100.000).

Sanidad también reconoce que desde la Consejería madrileña de Sanidad se aportan detalles sobre el incremento previsto en la dotación de recursos humanos a todos los niveles, con más de 10.100 efectivos incluyendo 600 para Atención Primaria y 169 para Salud Pública.

El máximo de su capacidad, según el informe, es de 72,2 camas de agudos por 10.000 y de 2,8 camas de UCI por 10.000, "muy por encima de lo establecido" y "es destacable la capacidad demostrada durante la onda epidémica de adaptarse a la demanda asistencial hospitalaria durante los incrementos en la transmisión".

El promedio diario de realización de PCR, según Sanidad, ha disminuido de 9.918 PCR/día a 7.821 PCR/día "posiblemente debido a la reducción en el número de sospechas detectadas". Se encuentra al 50,4% de su capacidad, por lo que "podría considerarse que existe una reserva suficiente" si se produce un nuevo incremento en la incidencia compatible con el despliegue de la estrategia de diagnóstico exhaustivo de casos sospechosos en Atención Primaria al mismo tiempo.

Se han realizado numerosas intervenciones en residencias, "explicándose con mayor detalle los mecanismos de activación y coordinación de los recursos dedicados a ello".

Según la información aportada por la comunidad autónoma, dice el Ministerio, todas las residencias están cubiertas por la asistencia sanitaria habitual, los equipos de Atención Primaria mantienen un seguimiento rutinario de forma presencial en residencias, los equipos de farmacia hospitalaria han repartido la medicación necesaria así como los equipos de oxigenoterapia, y la coordinación con el SUMMA permite la movilización de los residentes al ámbito de asistencia más preciso.

El informe del alto organismo sanitario destaca también que en la Comunidad de Madrid "se dispone también de un cuadro de mandos que se actualiza diariamente con la información de las residencias", concretando que de los 710 centros sociosanitarios, 475 son residencias de personas mayores y en 249 se ha recogido al menos un caso confirmado.