EFEToledo/Cuenca

El principal acceso peatonal a las Casas Colgadas de Cuenca, el edificio más emblemático y popular de la capital, que estaba cortado desde el 26 de abril por la realización de unas obras, se ha derrumbado este miércoles.

Fuentes del servicio de emergencias 112 han informado a Efe de que la llamada de aviso se ha recibido a las 10.26 horas y en la misma se alertaba de que en el principal acceso peatonal a las Casas Colgadas se había desprendido gran parte del muro, que ha arrastrado rocas y tejas, sin que se produjeran heridos.

Además, fuentes de la Policía Local de Cuenca han informado a Efe de que el derrumbe se ha producido en un momento en el que los operarios que realizan la obra estaban de descanso.

Hasta el lugar del suceso se han desplazado agentes de Policía Local, Policía Nacional y de movilidad.

Las obras que se desarrollan en la zona desde el 26 de abril tienen como finalidad reparar las deficiencias producidas por unas fugas en la red de saneamiento que habían supuesto el desplome del muro de mampostería y el rebaje del tablero de la calle.

Debido a estos trabajos la zona estaba cortada a viandantes y vehículos, por lo que solo se podía acceder al conocido puente de San Pablo desde el parador de turismo de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El alcalde la ciudad, Darío Dolz, ha explicado que quedan cerradas las tres entradas a la zona de la calle Canónigos en la que se ha caído el muro, lo que incluye el puente de San Pablo desde la confluencia con el parador, la plaza de Ronda desde el túnel y la salida rodada.

Dolz ha pedido a los conquenses que no se aglomeren en los aledaños de las zonas que permanecen abiertas una vez que el paso a los tres puntos de confluencia a la zona del derrumbe "va a estar totalmente cercenado", y se ha felicitado por el hecho de que no haya habido ninguna desgracia personal, que era "lo que más me preocupaba", ha admitido en declaraciones a los periodistas.

Ha señalado que no se conocen las causas del derrumbe y ha concretado que lo más inmediato son las labores de saneamiento que están desarrollando los bomberos en los paramentos que todavía están en pie, aunque también ha apuntado que se ha observado que el relleno que tenía el muro detrás eran tierras de huerta.

La próxima semana se reunirá el Consorcio de la ciudad de Cuenca para declarar la obra de emergencia y unir el proyecto y la ejecución.

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos ha avanzado que pedirá la dimisión del alcalde y de varios concejales por ser "inadmisible lo que ha sucedido" y debe haber "depuración de responsabilidades políticas", según un comunicado de la portavoz, Cristina Fuentes.

Ha agregado que desde 2019 ha reclamado en varias ocasiones al equipo de gobierno una solución “urgente al problema que era visible hace ya varios años" y ha reprochado la "pasividad e incapacidad" del Ejecutivo local para "tomar decisiones rápidas y eficaces que solucionaran el problema".

"Finalmente ha ocurrido lo que nos temíamos, que por falta de prioridad y urgencia en las labores de restauración, se ha perdido una parte del muro y se ha puesto en riesgo a la ciudadanía", ha criticado.