EFEMadrid

La llegada de inmigrantes a Canarias se ha estabilizado en la segunda quincena de febrero, cuando arribaron a sus islas 109 personas, un número parecido a las 155 de los quince días anteriores y lejos de las más de mil que se registraron en cada quincena del mes de enero.

Así lo refleja el informe quincenal sobre inmigración irregular elaborado por el Ministerio del Interior, que indica que la cifra acumulada de migrantes llegados al archipiélago canario de forma irregular en lo que va de año asciende 2.341 personas, más del doble de las 1.103 que arribaron del 1 de enero al 28 de febrero de 2020.

En cuanto a las embarcaciones, en enero y febrero fueron 63 las que llegaron a aguas canarias, frente a las 37 de esos mismos dos meses de 2020.

La cifra de personas que alcanzaron las costas del archipiélago en la segunda quincena de febrero es parecida a la de los primeros quince días del mes, pero muy inferior a las de enero, cuando llegaron 1.069 y 1.008 personas en la primera y segunda quincena, respectivamente.

Febrero ha supuesto así un desplome de la llegada de inmigrantes respecto a meses anteriores, con un total de 264 personas que alcanzaron sus costas en diferentes embarcaciones, el segundo dato mensual más bajo desde que en septiembre de 2019 se reactivó la ruta canaria.

La cifra de febrero de este año solo está por encima de la registrada el mes junio de 2020, cuando 225 personas llegaron a Canarias. En febrero de 2020 fueron 473 los arribados por mar a las islas y en marzo de ese mismo año, 296.

En lo que va de 2021 llegaron a España, tanto por vía marítima como terrestre, un total de 4.226 personas, frente a las 4.428 del mismo periodo del año pasado, lo que supone un descenso del 4,6 %.

La gran mayoría lo hicieron por mar, 3.873, una cifra superior a la de los primeros dos meses de 2020, cuando llegaron 3.459 personas.

Y si en los dos primeros meses de este año los inmigrantes llegados a Canarias se han doblado, con 1.238 más (un 112 % de diferencia), los que han alcanzado las costas de la Península y Baleares en ese periodo han descendido.

En concreto, el archipiélago balear y las costas de la Península han registrado en enero y febrero un 38,8 % menos de inmigrantes con los 1.421 llegados en 116 embarcaciones, frente a los 2.335 del mismo periodo de 2020. Esto supone que en la segunda quincena de febrero han llegado a estos enclaves 467 personas migrantes.

En cuanto a las ciudades autónomas, a Ceuta llegaron por mar en los dos primeros meses del año 62 inmigrantes, frente a los 21 de 2020, y a Melilla ninguno. Del 15 al 28 de febrero, 20 personas alcanzaron las costas de estos enclaves.

Por vía terrestre, las ciudades autónomas contabilizaron 389 personas llegadas entre el 1 de enero y el 28 de febrero, frente a las 969 de esos meses de 2020. Son 26 más que la quincena anterior.