EFEBerlín

El presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler, volvió a advertir hoy sobre un cambio de tendencia en Alemania, con cifras de contagio nuevamente al alza y la propagación de las variantes del coronavirus, más contagiosas.

En una rueda de prensa para evaluar la evolución de la pandemia, Wieler celebró que la incidencia entre la población que está siendo vacunada, en particular los mayores de 80, esta bajando "notablemente".

También la cifra de pacientes en la uci y la de víctimas mortales se está reduciendo, aunque sólo lentamente, puntualizó.

Advirtió, no obstante, que la cifra de muertos sigue siendo demasiado elevada --varios cientos diarios y 264 en las últimas 24 horas-- y que la incidencia entre los menores de 80 años vuelve a subir desde hace dos semanas.

Precisó que la incidencia acumulada en siete días --hoy en 65,4 casos por cada 100.000 habitantes-- ronda desde hace semanas los 60, y que vuelve a registrar una tendencia al alza.

Todo ello, señaló, "son signos de un cambio de tendencia" a la que se suma el aumento al mismo tiempo de los positivos con las variantes del virus, en particular la B.1.1.7, detectada por primera vez en Reino Unido.

Si hace cuatro semanas el porcentaje de esta mutación entre todas las pruebas analizadas no llegaba al 6 %, hace dos semanas superaba el 20 % y la semana pasada representaba ya más del 40 %, indicó.

También la variante sudafricana ha ganado presencia, "pero a un nivel notablemente menor" al representar el 1 % de todas las pruebas analizadas, señaló.

Wieler advirtió de que la variante británica, más contagiosa y peligrosa, puede ser pronto la dominante, lo cual "hará más difícil aún mantener el virus bajo control".

"Estamos en una situación que nos gustaría haber dejado atrás", dijo por su parte el ministro de Sanidad, Jens Spahn, quien aludió a que, pese al aumento de contagios --unos 500 más en una semana, hasta los 10.580 en las últimas 24 horas-- hay que asumir un tímido alivio de las restricciones.

Se trata de buscar el "equilibrio adecuado" entre "el deseo de todos nosotros de una mayor normalidad y de la necesidad al mismo tiempo de protegernos de las amenazas a nuestra salud" y para ello "estamos llegando a los límites de lo que es justificable" desde este segundo punto de vista.

"Al mismo tiempo, después de meses de parón de la vida pública, no habría tenido justificación no asumir un cierto alivio de las restricciones", argumentó.

La canciller, Angela Merkel, y los jefes de Gobierno de los estado federados acordaron el pasado miércoles la prolongación de las restricciones hasta el día 28, aunque con una cautelosa primera relajación de las medidas.

El número de positivos desde el inicio de la pandemia suma 2.482.522, de los que unos 2.292.100 son pacientes recuperados, y el de víctimas mortales con o por covid-19 asciende a 71.504.

El RKI estima que los casos activos ascienden actualmente a unos 119.000.

Hasta el miércoles habían recibido las dos dosis de la vacuna 2.271.784 personas, lo que corresponde a una cuota del 2,7 %, y 4.541.389 (el 5,5 %), al menos una.