EFEPraga

Seis personas han muerto y tres han resultado heridas, una de ellas de gravedad, al abrir fuego hoy en un hospital de la ciudad checa de Ostrava un hombre de 42 años que luego se dio a la fuga y se suicidó cuando era perseguido por la Policía.

"El autor del crimen, que fue identificado, se suicidó", confirmó a la emisora pública Radiozurnal el ministro de Interior, Jan Hamacek, que no desveló detalles sobre los motivos del atentado.

Hamacek señaló que las labores de búsqueda terminaron al localizarse a varios kilómetros del hospital el coche Renault Laguna plateado en el que había huido el autor de los disparos.

El atacante fue localizado dentro del vehículo con un disparo en la cabeza, señaló la Policía en la red social Twitter.

Según Radiozurnal, se trata de un ingeniero de construcción de 42 años, natural de la ciudad de Opava, cerca de Ostrava.

El hombre estaba convencido de estar gravemente enfermo y de que nadie quería atenderlo, declaró su jefe a esa emisora, según señala Radio Praga.

El suceso ocurrió poco después de las 07.00 (6.00 GMT) en la sala de espera del Departamento de Traumatología del Hospital Facultativo de Ostrava, en el noreste del país centroeuropeo, cuando un hombre sin tenencia legal de armas abrió fuego a corta distancia contra las personas que esperaban en el centro sanitario.

Uno de los heridos se encuentra en estado grave en la UCI y otros dos han sido operados y están fuera de peligro, confirmaron fuentes de los servicios de socorro de Ostrava.

Cientos de personas, entre pacientes y personal del hospital, fueron evacuados, mientras que la actividad en los centros universitarios adyacentes quedó interrumpida.

La República Checa registró una matanza similar hace cuatro años, cuando ocho personas murieron en un tiroteo en un restaurante de la localidad checa de Uhersky Brod, en el este del país. EFE

gm/as/jac

(foto) (vídeo)