EFEMadrid

El coronavirus ha convertido el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres en una jornada atípica en la que las instituciones han honrado a las víctimas con minutos de silencio y distancia de seguridad y la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha llamado a la unidad del feminismo para combatir las violencias machistas.

La pandemia ha impedido que se celebren manifestaciones para homenajear la memoria de las víctimas y reivindicar el fin de la violencia, pero no que la sociedad envíe un mensaje prácticamente unánime de rechazo de las violencias machistas.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha hecho un llamamiento a la unidad del feminismo para combatir la violencia y ha recordado que su departamento es el "ministerio de todas las mujeres".

"Los pactos de mujeres, las alianzas feministas son pactos por la vida. Aquí está nuestra mano. Nos queremos vivas y unidas frente a la violencia machista", ha dicho con lágrimas en los ojos.

UN HOMENAJE SILENCIOSO

Ayuntamientos, parlamentos autonómicos, Congreso y Senado, partidos políticos, sindicatos y organizaciones se han sumado a la conmemoración de este 25N.

Las concentraciones de años anteriores han sido sustituidas por minutos de silencio y la ciudadanía está llamada a colgar prendas moradas en los balcones para honrar la memoria de las víctimas y mostrar el rechazo a la violencia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha instado en un vídeo institucional a cerrar definitivamente las grietas del machismo y, sobre todo, la más lacerante: la violencia machista.

"La pandemia nos ha puesto a prueba con nuevas crisis, pero también, desgraciadamente, ha profundizado viejas grietas y nos ha recordado la importancia de cerrarlas definitivamente. Una de ellas, de las más lacerantes, es la del machismo en todas sus formas, pero especialmente, cruelmente, la violencia machista", ha destacado.

En el marco de la cumbre hispano-italiana, Sánchez y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se han conjurado para responder de manera "firme y contundente" a esta "pandemia invisible" e impulsar medidas en la Unión Europea para erradicar esta lacra.

Este 25N, también los principales partidos políticos han participado en actos de homenaje a las víctimas y difundido en las redes sociales mensajes reivindicativos de la lucha contra la violencia machista, aunque Vox, de nuevo, ha vuelto a desmarcarse.

Todos los grupos políticos del Congreso y el Senado, salvo la formación de Santiago Abascal, han expresado su compromiso contra el maltrato y con todas las víctimas guardando a mediodía un minuto de silencio en el exterior de ambas instituciones.

Vox ha vuelto a negar el concepto de la violencia de género y ha contraprogramado el minuto de silencio convocado en el Congreso con la celebración de un homenaje previo a "todas las víctimas".

En este sentido, la ministra de Igualdad ha pedido renovar el pacto político e institucional contra la violencia sobre las mujeres que reunió a todas las fuerzas políticas en torno al Pacto de Estado y ha denunciado que el discurso negacionista es irresponsable, doloroso, cómplice y encubridor del machismo.

"Animo a los demócratas a fortalecer el Pacto y a seguir luchando juntos entre diferentes para reparar esa herida tan profunda que es la violencia machista y cerrar la brecha de la desigualdad de una vez por todas", ha destacado Montero.

En la Cámara Baja, el PSOE ha registrado una proposición no de ley para instar al Gobierno a impulsar las unidades de valoración forense integral de las víctimas y Ciudadanos también ha presentado una iniciativa para ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra las mujeres y extender la consideración de víctima a los hijos menores, entre otras medidas.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha defendido que "el negacionismo es letal para conseguir resolver un problema que es absolutamente innegable", si bien ha reclamado que "no haya ideologías extremistas ni por un lado ni por el otro".

LAS CIFRAS DE UNA VIOLENCIA MACHISTA QUE PERDURA

Desde 2003, 1.074 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, 41 en lo que va de año. En los últimos seis años, 37 niños han sido asesinados por su padre o por la pareja o expareja de su madre y 301 menores han quedado huérfanos.

Los asesinatos por violencia de género son sólo la punta de un iceberg de un problema estructural con millones de víctimas afectadas por distintas violencias

Una de cada tres mujeres en España (6,6 millones) ha sido maltratada física, sexual, psicológica o económicamente por una pareja o expareja, según la Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer de 2019.

El 57,3 % ha sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida (11,3 millones): más de 4 millones han padecido violencia física; 2,8 millones, violencia sexual y más de 8 millones aseguran haber sido víctimas de acoso sexual.

704.000 mujeres padecieron violencia sexual cuando tenían menos de 15 años y 453.000, un 2,2 %, ha sido violada. Sólo el 8 % de las víctimas de violencia sexual denunció los hechos.

Coincidiendo con el 25N, el Grupo de expertos sobre lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (Grevio) del Consejo de Europa ha pedido a España "reforzar las medidas para prevenir y combatir la violencia que afecta a las mujeres" tras criticar que "muy pocas comunidades autónomas ofrecen servicios especializados para las víctimas de agresión sexual y violación".

En su primer informe sobre España, ha solicitado que se refuerce el marco legal sobre la violencia psicológica, el acoso y la violencia sexuales y la mutilación genital femenina, así como garantizar la seguridad de las víctimas. EFE

vmg/nl/ram

(foto) (vídeo) (audio)