EFEArroyo de la Luz (Cáceres)

María Sofía Tato Pajares, una guipuzcoana de 42 años afincada en Arroyo de la Luz (Cáceres), pueblo natal de su marido, se ha convertido hoy en una nueva víctima mortal de la violencia machista en lo que va de año: ya son 36 casos confirmados y otros 3 en investigación.

Esta mujer ha fallecido a primera hora de esta mañana por las heridas que le ha causado con arma blanca presuntamente por su marido, también de 42 años, que ha sido detenido y se encuentra ingresado bajo custodia en el Hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres, donde ha sido intervenido de varias heridas también por arma blanca, aunque su vida no corre peligro.

Según el parte facilitado por el Servicio Extremeño de Salud (SES), tiene una herida de arma blanca de 3 centímetros en la región torácica izquierda con neumotórax, y erosiones leves y superficiales por arma blanca en cara, cuello, brazos y piernas, en un número aún sin precisar, entre seis y siete.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura, las investigaciones apuntan a que los hechos han ocurrido a primeras horas de hoy, tras una discusión en el domicilio familiar, ubicado en el número 10 de la calle Escobar, muy próxima al centro.

El matrimonio llevaba unos catorce años casados, tenían dos hijas de 9 y 12 años y no había sospechas de malos tratos en el entorno familiar ni denuncias previas, según ha indicado la alcaldesa de la localidad, Isabel Molano, que también ha explicado que el marido era albañil y ella ama de casa.

La noticia ha causado la natural conmoción en este municipio cacereño de unos 6.500 habitantes, situado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Cáceres, cuyo ayuntamiento ha acordado en pleno dos días de luto oficial y la suspensión de los actos programados para mañana con motivo de la Fiesta de la Tenca (el acto central de la festividad se celebrará el próximo sábado y que no ha sido suspendido).

Asimismo, se ha convocado una concentración y un minuto de silencio para mañana a las puertas del Ayuntamiento y también está previsto otro acto de recuerdo el próximo sábado por la noche, aprovechando el acto institucional de la Fiesta de la Tenca, que se celebra en colaboración con la Mancomunidad Tajo-Salor.

La fallecida había nacido en Villabona (Guipúzcoa), aunque desde joven veraneaba en este municipio cacereño, donde conoció a su marido.

Por el momento se desconocen las circunstancia en las que se ha producido el suceso y si hubo algún tipo de enfrentamiento previo entre ellos, según ha explicado el subdelegado del Gobierno, José Carlos Bote, que se ha desplazado esta mañana a la población.

Diferentes instituciones y partidos han hecho público comunicados de condena por este nuevo caso de violencia machista.

En este sentido, la Junta de Extremadura, la Asamblea, la Delegación del Gobierno en Extremadura, las diputaciones provinciales de Badajoz y de Cáceres, y la Federación Regional de Municipios y Provincias (FEMPEX), han condenado el "asesinato machista" y han convocado para mañana un minuto de silencio.

También han mostrado su condena la Diputación de Gipuzkoa y las Juntas Generales.

Con este caso, que es el segundo en Extremadura en lo que va de año, son 36 las mujeres asesinadas este año por violencia de género y 18 los menores que han quedado huérfanos por el asesinato de sus madres, ya que esta última víctima tenía dos hijos.

Además, se mantienen tres casos de asesinato en investigación: en Redondela (Pontevedra), Mogán (Las Palmas) y La Llagosta (Barcelona).