EFEBarcelona

El virus de la COVID-19 ha provocado que otras 79 personas hayan sido hospitalizadas en planta en Cataluña, hasta alcanzar las 2.227 y acabando así con tres días seguidos de descenso, del mismo modo que otras siete personas han sido ingresadas en UCI en las últimas 24 horas, hasta las 567.

Los datos actualizados este domingo por el Departamento de Salud de la Generalitat apuntan sin embargo a la estabilización de hospitalizaciones pronosticada para este fin de semana una vez que ya se logró hace días con los contagios: en comparación con el viernes, hoy hay 26 hospitalizados más y cinco personas menos en UCI.

Los indicadores epidémicos siguen bajando con moderación: el riesgo de rebrote (EPG) está en 727 puntos, la velocidad de propagación (Rt) cae hasta el 0,78 y sigue reduciéndose la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a 7 días, situada ahora en los 387 casos de media, por debajo de los 400 casos que usa el Govern para seleccionar a los municipios que deben aplicar el toque de queda nocturno.

En las últimas 24 horas se han notificado 26 nuevas muertes, si bien ello no significa que todos los fallecimientos se hayan producido el mismo día, de manera que los decesos contabilizados de forma oficial desde el inicio de la pandemia son ya 22.667.

Así, entre el 22 y el 28 de julio se han notificado 219 fallecimientos, la semana anterior se reportaron 98, hace dos 28 y hace tres 14, lo que da un idea de cómo han crecido las defunciones durante esta quinta ola.

Además, desde el departamento de Salud ya se ha alertado de que prevén alcanzar unos 700 ingresados en UCI en una o dos semanas, cuando ahora son 567.

Todo ello, cuando Cataluña se encuentra en el tercer fin de semana tras la reinstauración del toque de queda nocturno, que ahora afecta a 163 municipios, a la vez que se mantienen otras restricciones como el cierre de toda actividad a las 00:30 horas y el límite de reunión a 10 personas.

El objetivo de las restricciones, que cuentan con el aval del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), es doblegar en esta quinta ola la curva de hospitalizaciones dado que ya se han logrado disminuir los contagios.

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 904.443 positivos, de manera que en las últimas 24 horas se han contabilizado 2.445 nuevos contagios y el acumulado de la semana se sitúa por encima de los 30.000 (unos 15.000 positivos menos que la semana pasada y 20.000 menos que hace dos).

La tasa de positividad de los PCR y test de antígenos va descendiendo y es del 14,45 %, todavía muy superior al 5 %, porcentaje que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el umbral para poder controlar la epidemia.