EFEPamplona

El ministro de Universidades, Joan Subirats, ha afirmado en Pamplona que confía en tener los apoyos suficientes para sacar adelante la Ley Orgánica del Sistema Universitario y que entre en vigor durante el primer semestre de 2023.

Subirats ha asegurado que el Gobierno no ha sido "temerario" y que ha planteado una ley "que pueda sumar apoyos políticos", además de que en el ámbito universitario, tras reunirse con la práctica totalidad de las universidades, cuenta con "consenso".

Así lo ha señalado el ministro este viernes en el Foro SER Navarra en el que ha indicado que la clave pasa por preguntarse qué necesidades hay con respecto a la ley aprobada hace 20 años. "La universidad es un elemento clave en la sociedad actual, la sociedad del conocimiento. La universidad, y el conjunto del sistema educativo, tendría que tener un papel fundamental", ha añadido.

El ministro ha considerado necesaria "una ley que sea posible y deseable. El escenario político es complejo, pero tiene que ser positiva, un valor añadido a la ley que está en vigor, a la hora de votar los partidos se van a preguntar qué ganamos y qué perdemos".

A la hora de votar, Subirats cree que cada partido o cada agente social se quedará con un aspecto de la ley, pero que todos valorarán avances. "Es una ley que abre puertas, no puede ser demasiado reglamentaria porque duraría poco", ha apuntado.

El ministro ha insistido en la idea de que la sociedad se encuentra en "un cambio de época, no en una época de cambios" y se ha preguntado, por tanto, si merece la pena seguir haciendo las cosas como las hacemos.

"Antes dividíamos la vida en tres etapas: estudiar, trabajar y descansar. Si quieres seguir trabajando tienes que seguir estudiando toda la vida, esa es la idea de ahora", ha explicado. "El 94 % de los alumnos tienen menos de 30 años. Necesitamos incorporar las universidades a todas las edades", ha añadido.

Por otro lado, Subirats ha puesto en valor las alianzas de universidades españolas con universidades de otros países europeos, porque considera que "estamos en un proceso de europeización de la universidad" y que para avanzar en el futuro, los centros deben tener alianzas con otros.

"Hemos de poner a las universidades al nivel del cambio de época que vivimos y prepararlas para el futuro. En Navarra contamos con un nivel muy alto, por lo tanto tenemos los mimbres necesarios y adecuados", ha destacado.

En su intervención, el ministro ha puesto el foco en un problema que, en su opinión, tienen las universidades: "En los últimos diez años se ha dado una financiación de las universidades públicas por debajo de lo necesario. Eso lleva a la precarización del profesorado y la subida de tasas al alumnado. Nuestro objetivo es llegar al 1 % del PIB".

Otra de las claves que ha señalado es "revitalizar el papel de la docencia". "En 8 años el 53 % de los profesores permanentes van a jubilarse y debemos abordar un proceso de estabilización del profesorado previo para rejuvenecerlo", ha añadido.