EFEGinebra

El Gobierno de Suiza anunció hoy la prohibición hasta el 15 de marzo de todos los actos multitudinarios en el país con más de mil asistentes, con el fin de combatir la epidemia de coronavirus que en la nación centroeuropea afecta por ahora a 15 personas.

La decisión fue tomada en una reunión extraordinaria del Consejo Federal (Ejecutivo), que declaró que Suiza se encuentra en una "situación especial" que justifica este tipo de medida, en aplicación de la legislación sobre epidemias.

"El Consejo Federal es consciente de que su decisión tiene consecuencias importantes para la población, pero permite su protección efectiva y la de la salud pública", señaló el organismo ejecutivo, concluyendo que "el objetivo es detener la propagación del coronavirus en Suiza".

El Gobierno añadió que el cumplimiento de la orden ha de ser controlado por las autoridades cantonales, y que en los acontecimientos con menos de mil personas los organizadores aún deben evaluar los posibles riesgos y considerar si deben o no seguir adelante con el evento.

La medida podría aplicarse a eventos como el Salón del Automóvil de Ginebra inicialmente previsto para la próxima semana (que aún no ha confirmado su cancelación), el célebre Carnaval de Basilea o múltiples eventos deportivos, aunque ya con anterioridad se habían pospuesto o anulado varios importantes acontecimientos.

En concreto, ya habían sido cancelados el Salón de los Inventos de Ginebra, el salón de la relojería Watches & Wonders en la misma ciudad, y numerosos maratones de esquí aficionado, muy populares en el país por estas fechas.

En principio no se contempla una indemnización gubernamental a los organizadores afectados por la medida, que en principio no afecta a las escuelas o los cuarteles, ya que, según señaló hoy en rueda de prensa el ministro de Sanidad Alain Berset, en ellos es posible tomar las medidas de prevención e higiene necesarias.