EFEMadrid

El grupo Tendam, que gestiona en la actualidad marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield, Women’secret, Hoss Intropia, High Spirits, Slowlove y Fifty, se adhiere al programa Better Cotton Initiative para mejorar la producción de algodón a nivel mundial.

El grupo está presente en más de 70 países y dispone de alrededor de 1.900 puntos de venta.

Better Cotton Initiative (BCI) es una organización mundial sin ánimo de lucro que ejecuta el programa de sostenibilidad de algodón más grande del mundo y que tiene como objetivo mejorar la producción de algodón a nivel mundial, además de contribuir a disminuir el efecto de su cultivo en el impacto en el clima, ya que promueve formas de siembra menos intensivas.

"Tendam está comprometida con la mejora de las prácticas de cultivo del algodón a nivel mundial con la Better Cotton Initiative (BCI)", dice la compañía en una nota. Con esta adhesión, se ha fijado el objetivo de alcanzar, en 2025, al menos el 50% de abastecimiento de Better Cotton en las marcas propias del Grupo.

El algodón es una de las materias primas principales en la producción de todas sus marcas, una fibra natural y biodegradable, muy utilizada en ropa y otros textiles.

El uso de materiales más responsables como fibras orgánicas y recicladas en el proceso de producción permite evitar el "exceso de uso del agua y de sustancias químicas en los tejidos, consiguiendo reducir el impacto medioambiental de las prendas".

BCI es una entidad no lucrativa que conecta a personas y organizaciones del sector del algodón en todo el mundo, desde el campo a las tiendas y se caracteriza por llevar a cabo uno de los programas más destacados en la producción de algodón sostenible.

Su objetivo es hacer la producción mundial de algodón sea mejor para las personas que lo cultivan, mejor para el medio ambiente en el que crece y mejor para el futuro del sector.

La parte social del programa se centra en defender los derechos y la calidad de vida de los productores, "promover un trabajo decente", capacitar a los agricultores en el uso eficiente del agua, en el cuidado del suelo y hábitats naturales, además de en la utilización reducida de productos químicos nocivos. EFE

it/jls/cg