EFENueva York

El diario The New York Times ha anunciado este miércoles que, por primera vez en su historia, está ingresando más dinero gracias a su versión digital que a la impresa.

Entre abril y junio, un trimestre dominado por la pandemia del coronavirus, el periódico neoyorquino facturó 185,5 millones de dólares (156 millones de euros) gracias a suscripciones digitales y publicidad en su web, por encima de los 175,4 millones de dólares (147 millones de euros) que ingresó por su edición impresa.

En un comunicado, el consejero delegado de la empresa, Mark Thompson, destaca que se trata de “un hito clave” en la transformación del medio y la culminación del trabajo de los últimos años, en los que The New York Times ha apostado con éxito por un nuevo modelo centrado en lo digital.

En el segundo trimestre de este año, el Times ganó 669.000 nuevos suscriptores digitales, el segundo mayor aumento trimestral de su historia, entre abonados al diario en sí y a otros productos digitales que ofrece.

En total, el periódico cuenta con 6,5 millones de suscripciones y, de ellas, 5,7 millones son exclusivamente digitales.

La empresa se ha fijado la meta de alcanzar los 10 millones de suscriptores para el año 2025 y considera que está en el camino correcto para cumplir.

“Hemos demostrado que es posible crear un círculo virtuoso en el que una inversión incondicional en periodismo de calidad impulsa un compromiso profundo de la audiencia, lo que hace crecer los ingresos y la capacidad de más inversión”, señala Thompson en la nota.

Según el ejecutivo, eso es lo que explica que la redacción del Times crezca en un momento en el que muchas otras se reducen.

En sus cuentas del segundo trimestre, la compañía registró un retroceso del 7,5 % en su facturación, como resultado de una fuerte caída de los ingresos publicitarios (-43,9 %) en plena crisis del coronavirus, y su beneficio neto fue de 23,6 millones de dólares (unos 20 millones de euros), un 6 % menos que en el mismo periodo del año anterior.

Entre enero y junio, el Times ganó 56,5 millones de dólares (47,5 millones de euros), un 2,1 % más, mientras que su facturación se redujo un 3,2 %.