EFELisboa

La Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) lusa elevó hoy a 28 el número de heridos provocados en por la tormenta Leslie en Portugal y anunció que va a mantener la alerta amarilla en todo el territorio continental hasta las 24.00 (hora local, 23.00 GMT).

Según su último balance, todos los heridos son de carácter leve y tres de ellos son operativos de Protección Civil que acudieron a socorrer los efectos de Leslie, la peor tempestad que azotó Portugal desde 1842.

El organismo también actualizó el número de incidentes registrados durante la noche del sábado y la madrugada del domingo por el temporal, que pasó a 2.500, frente a los 1.900 anunciados en el balance anterior.

El número de desalojados se mantiene en 61 personas, cuyas viviendas fueron afectadas por caídas de árboles y otros desperfectos.

La ANPC decidió mantener la alerta amarilla en todo el territorio continental hasta la próxima medianoche, ya que hay estructuras afectadas por el viento que podrían caer y mucho trabajo para limpiar los desperfectos en la vía pública.

A pesar de que Leslie ya dejó atrás el territorio portugués, durante este domingo todavía se esperan periodos de lluvia y viento en algunas zonas de Portugal, donde el distrito más afectado fue el de Coimbra, en el centro del país.

Además, 325.000 personas sufrieron cortes de electricidad debido a la tormenta, que dejó fuera de servicio cerca de 200 líneas de alta tensión, según informó la compañía EDP Distribución, que matizó que "gran parte de la red" ya fue repuesta.

La empresa va a instalar generadores temporales de emergencia en las zonas más críticas mientras que solucionan los problemas que aún persisten en el abastecimiento.

La tormenta Leslie tocó tierra en la Península Ibérica en las proximidades de Figueira da Foz hacia la media noche de hoy con vientos que llegaron a los 176 kilómetros/hora.