EFEFuenlabrada

Los distintos servicios de bomberos implicados en la extinción del incendio declarado este jueves en una fábrica de disolventes del Polígono La Cantueña de Fuenlabrada trabajan ahora en evitar que el fuego se propague a unos depósitos con productos químicos que hay en la parte posterior de la nave.

Al lugar del incendio, una nave de 600 metros cuadrados situada en el número 14 de la calle La Industria, se han desplazado ya hasta 19 dotaciones de Bomberos -once de la Comunidad de Madrid, cuatro de Fuenlabrada, dos de Leganés y dos de Móstoles-, ha informado el Jefe de Bomberos de Fuenlabrada, Víctor Manuel Fernández.

Fernández ha explicado que "el fuego está ahora mismo controlado en el interior de la nave de tres plantas, que ha ardido totalmente", pero los esfuerzos se encaminan a "impedir" que las llamas se extiendan a doce depósitos, seis de los cuales contienen productos químicos utilizados en la fabricación de los disolventes.

Por el momento no ha habido que lamentar ningún daño personal, aunque tanto el Ayuntamiento de Fuenlabrada como el 112 han emitido varios consejos con medidas preventivas para la población, como "cerrar las ventanas y no hacer deporte hasta que el incendio esté totalmente controlado".

Además, ha sido habilitado un puesto sanitario avanzado del SUMMA 112, de manera preventiva, y también hay en el lugar de los hechos un vehículo de Protección Civil para "labores de apoyo y de logística".

Tras recibir el aviso, en torno a las 10:30 horas, cuatro dotaciones del Cuerpo de Bomberos de Fuenlabrada se han desplazado al lugar de los hechos y, al comprobar la magnitud del incendio, han solicitado apoyo a la Comunidad de Madrid, que ha trasladado al lugar hasta once dotaciones, ha explicado el Jefe de Bomberos.

Fernández ha subrayado que desde el primer momento se ha establecido "un importante perímetro de seguridad" en torno a la nave afectada por el incendio, que ocupa una parcela de 3.000 metros cuadrados, y que los trabajadores de todas las naves alojadas en el interior de ese perímetro "han sido evacuados".

Se trata del tercer incendio importante que se produce en la localidad madrileña en tan sólo 15 días, después de que el 28 de junio ardiera por completo una nave abandonada en la calle Móstoles, y de que el 3 de julio ardieran cerca de 6.000 metros cúbicos de papel en una fábrica papelera también en el polígono de La Cantueña.