EFEMadrid

Una masa de aire cálido, que permanecerá al menos hasta el martes sobre el interior y mitad este peninsulares y Baleares, deja ya este jueves un aumento significativo de las temperaturas, hasta los 40 grados en puntos del norte y los 42 en el sur, y anotará registros de 44 grados el fin de semana.

Este episodio de calor comenzó el miércoles tras dos días de cierto respiro y en algunas zonas del norte el incremento de las temperaturas fue significativo.

No obstante, fue la provincia de Badajoz la que registró las máximas más elevadas, con 41,5 grados, seguida de Córdoba, con 40,7, y Sevilla con 40,6, mientras que las mínimas correspondieron la pasada noche a Cantabria, con 7,5 grados, Álava y Lleida, con un grado más.

"Este jueves seguirán subiendo para alcanzar por la tarde más de 35 grados en el interior del País Vasco, entre 35 y 40 grados en los valles del Miño y del Duero y entre 40 y 42 en los del Guadiana y Guadalquivir", ha indicado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, se espera que las noches tropicales -de más de 20 grados- se extiendan por buena parte del territorio, salvo en el tercio norte peninsular y Baleares, y rocen los 25 en áreas del extremo sur.

La Aemet ha activado hoy alertas por calor en trece comunidades, de las que Andalucía, ambas Castillas, Extremadura, Galicia y País Vasco están en nivel naranja -riesgo importante- por valores de hasta 42 grados.

Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Madrid, Navarra y La Rioja completan la lista de regiones bajo aviso por calor, aunque con un nivel de riesgo amarillo, ligeramente inferior.

Mañana, viernes, "será una jornada muy calurosa en la mayor parte del país", ha indicado el portavoz, con un ligero alivio de los termómetros en Galicia, Cantábrico y extremo occidental de Andalucía, pero en aumento de nuevo en el centro y este peninsulares y en Baleares, que puede ser de hasta 4-5 grados con respecto a las temperaturas máximas de hoy en el interior de la Comunidad Valenciana.

La Aemet ha activado alerta naranja en nueve comunidades, con Andalucía, Aragón, ambas castillas, Cataluña, Extremadura, Comunidad de Madrid, Navarra y La Rioja en valores entre los 37 grados del Pirineo navarro y los 40 de los valles del Guadiana y Guadalquivir, las sierras de Jaén y la cuenca del Genil (Granada), mientras el resto de regiones cantábricas pasan a nivel amarillo.

Este día "habrá que tener en cuenta también las tormentas que se formarán por la tarde en los entornos de los grandes sistemas montañosos", ha enfatizado Rubén del Campo, que se extenderán a zonas llanas contiguas y que en el sur de Aragón y norte de la Comunidad Valenciana podrán ser localmente fuertes y acompañadas de rachas intensas de viento y de granizo.

El fin de semana sólo Andalucía, Aragón, Cataluña y La Rioja permanecen en alerta naranja y los avisos amarillos se extienden a todo el territorio interior peninsular, mientras quedan al margen de este episodio de calor los dos archipiélagos.

El portavoz de la Aemet ha avanzado que los valores se suavizarán en el cantábrico, pero subirán algo en Andalucía y área mediterránea, "continuando el calor intenso en la mayor parte de la península y Baleares".

Así, las temperaturas superarán los 36 grados en la mayor parte del interior peninsular y los 38-40 grados en las cuencas del Ebro, Tajo y Guadiana y puntos de Andalucía occidental, aunque también se podría llegar a esos registros en el interior de Valencia y Murcia.

En el valle del Guadalquivir "se superarán este fin de semana ampliamente los 40 grados y, de hecho, Córdoba no se quedará muy lejos de los 44", ha incidido Del Campo.

Crecerán de nuevo nubes de evolución en los sistemas montañosos, con posibles tormentas, sobre todo en Pirineos y Sistema Ibérico, y alguna localmente fuerte, así como lloviznas en el área cantábrica.

El portavoz de la Aemet ha subrayado que Canarias "queda al margen del episodio cálido", gracias a los vientos alisios que dejarán nubes en el norte de las islas más montañosas y alguna llovizna, con temperaturas suaves en zonas bajas y calurosas en medianías orientadas al sur.

"Parece que, aunque con pequeños descensos, el calor seguirá apretando fuerte en la península y Baleares hasta el martes, en que, con cierta incertidumbre aún, se puede producir un acusado descenso de las temperaturas", ha señalado.