EFERoma

El barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye rescató hoy a 13 migrantes, entre ellos ocho menores, que iban a bordo de una patera, por lo que son tres los barcos que se encuentran ahora el Mediterráneo Central esperando un puerto para desembarcar.

La pequeña patera se dirigía a la isla italiana de Lampedusa, según explicó en Twitter la ONG alemana, que especificó que el rescate se produjo en la zona de rescate atribuida a Malta.

Por otra parte, el barco Mare Jonio de la ONG italiana Mediterranea Saving Humans se encuentra desde el pasado miércoles en aguas internacionales cercanas a Lampedusa con 34 migrantes a bordo.

La ONG expresó hoy de nuevo su preocupación por la situación higiénico-sanitaria a bordo debido a la falta de agua para poder lavarse y limpiar la cubierta.

Ayer subió a bordo el eurodiputado Pietro Bartolo, exmédico en el ambulatorio de Lampedusa, para llevar comida y agua y cerciorarse del estado de los migrantes.

Por el momento, las autoridades italianas autorizaron el jueves solo la llegada al puerto de Lampedusa de 64 personas, entre ellas 22 niños, y sus familias, las mujeres embarazadas y los enfermos, que fueron transbordados durante la noche a lanchas de la Guardia Costera.

Mientras que mantiene la prohibición firmada de entrar en aguas territoriales como indica el decreto sobre seguridad aprobado por el Gobierno italiano.

También se encuentra en el Mediterráneo central, cerca de Malta, y en espera de un puerto el barco "Eleonore" de la ONG Mission Lifeline, con 101 migrantes rescatados el pasado lunes y a los que el Gobierno de Roma también ha prohibido transitar por aguas territoriales.

El Gobierno maltés negó asimismo el permiso para desembarcar alegando que el país no tiene "obligación legal" porque los migrantes fueron rescatados fuera de su zona de rescate y no tiene "capacidad física" para acoger a más, ni siquiera temporalmente.

Lifeline ha denunciado las condiciones en las que se encuentran los migrantes hacinados en este barco durante cinco días.

Mientras que hoy llegaron directamente a una playa de Porto Pino, en el sur de la isla de Cerdeña, dos barcos con cerca 46 migrantes de nacionalidad argelina y que tras ser identificados fueron trasladados al centro de acogida de Monastir.