EFEMadrid

Desde que las tropas rusas invadieran Ucrania hace tres meses, el Gobierno calcula que alrededor de 120.000 ucranianos han buscado refugio en España, de los que unos 110.000 han obtenido la protección temporal que conceden las autoridades y más de 3.000 han encontrado un empleo, la mayoría mujeres.

Las ciudadanos que se han visto obligados a huir de su país en busca de un lugar seguro han encontrado una respuesta inédita y solidaria de la Unión Europea, que ha activado por primera vez la directiva de protección temporal desde que se redactó hace 20 años tras el conflicto de los Balcanes.

Un marco legal que garantiza a los desplazados permiso de residencia y trabajo y acceso a la sanidad, la educación y ayudas económicas. Hasta el 22 de mayo han obtenido este estatus 108.879 ucranianos (el 67 % mujeres y el 33 % hombres), según los últimos datos del Ministerio del Interior.

CATALUÑA Y COMUNIDAD VALENCIANA, LAS REGIONES CON MÁS PROTECCIONES

El 75 % de las protecciones temporales otorgadas se concentran en Cataluña (24.401), Comunidad Valenciana (23.384), Madrid (17.548) y Andalucía (16.329).

Les siguen Murcia (4.117), Castilla y León (3.188), País Vasco (3.015), Aragón (2.737), Canarias (2.528), Castilla-La Mancha (2.399), Islas Baleares (2.336), Galicia (2.219), Navarra (1.257), Asturias (1.211) y Cantabria (1.140).

Por debajo del millar figuran Extremadura (589), La Rioja (466), Ceuta (12) y Melilla (3).

MÁS DE 3.000 REFUGIADOS UCRANIANOS YA TIENEN EMPLEO

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, a 30 de abril había 47.231 personas ucranianas en edad laboral con una autorización de protección temporal en España, el 77 % mujeres.

De esas casi 48.000 personas, 3.019 estaban en alta laboral (2.072 mujeres y 947 hombres), lo que supone que en menos de dos meses de residencia en España, el 6,5 % de los desplazados ya tienen un empleo y alta en la Seguridad Social.

El éxodo ucraniano ha puesto a prueba la estructura de acogida y asilo de España. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y MigracionesSe ha puesto en marcha cuatro Centros de Recepción, Atención y Derivación (CREADE) en Madrid, Alicante, Barcelona y Málaga por los que hasta el 15 de mayo han pasado 51.866 refugiados.

Por el centro de Pozuelo de Alarcón (Madrid), el primero en comenzar a funcionar el pasado 11 de marzo, han pasado 17.282 personas; por el de Barcelona, en funcionamiento desde el 17 de marzo, lo han hecho 14.852; el de Alicante, que comenzó a operar el día 16, ha asistido a 12.963 personas, y por el de Málaga, el último en abrir el pasado 6 de abril, han pasado 6.769 refugiados.

De todas ellas, 8.687 han solicitado acogida de emergencia y se ha dado asistencia a 23.234 familias, según los datos de Inclusión, que muestran un descenso en las personas que pasan diariamente por los centros.

De los 1.025 desplazados atendido el pasado 9 de mayo, la cifra ha ido disminuyendo hasta los 462 que pidieron protección el 15 de mayo. Los principales picos de llegadas se produjeron entre el 6 y el 13 de abril con jornadas en las que pasaban por los centros más de 1.200 personas.

PERFIL DEL REFUGIADO: MUEJER DE 30 AÑOS Y CON ESTUDIOS SUPERIORES

El perfil de los ucranianos atendidos en los centros de asistencia es claro: mujer, de 30 años y con estudios superiores entre las que destacan las economistas, ingenieras, informáticas y abogadas.

Según el análisis de los cuestionarios recopilados hasta el 15 de mayo en los cuatro CREADE, el 60,4 % de las personas que han pasado por estos dispositivos tiene estudios superiores; el 27,2 % ha completado una formación profesional o el bachillerato y el 9,7 % cuenta con estudios secundarios.

El 35 % de las personas atendidas en los centros son menores y el 66 % de los adultos son mujeres. La edad media de los refugiados es de 30 años y, por franjas de edad, la mayoría tiene menos de 17 años, seguido del grupo que va de los 18 a los 34 y el que comprende entre los 35 y los 49.

Sobre la forma de llegar a España, la información recogida muestra que el 40 % lo ha hecho en avión, el 28 % optó por el coche, el 26 % en autobús, mientras que sólo el 5 % eligió el tren.

El 25,9 % de los ucranianos atendidos proviene de la región de Kiev, mientras que el 8,8 % desde Kharkiv, el 8,7 % ha llegado de Leópolis, el 7,5 % procede de Odessa.