EFEBarcelona

El infectólogo del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) Oriol Mitjà ha urgido a tomar medidas "extraordinarias" para que la viruela del mono no se convierta en endémica.

"Estamos al borde de un precipicio donde la contención de la viruela del mono es apenas posible, por lo que debemos tomar medidas extraordinarias para mantener la línea. De lo contrario, la viruela del mono se convertirá en una enfermedad endémica", ha escrito en inglés en sus redes sociales el infectólogo.

En el mundo se han diagnosticado hasta ahora más de 3.500 casos, más de 500 de ellos en España y, de ellos, más de 150 en Cataluña.

Mitjà ha urgido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que declare una emergencia sanitaria internacional (PHEIC por sus siglas en inglés) "lo antes posible".

Según el especialista en infecciones, "habiéndose confirmado la transmisión por contacto íntimo, un período infeccioso de 21 días ciertamente permitiría la transmisión por redes sexuales si la tasa de cambio de pareja sexual es lo suficientemente alta. Y, por supuesto, no debemos centrarnos solo en las redes sexuales".

El médico ha lamentado que no haya "sentido de urgencia" y ha recordado que "las vacunas no están disponibles, la mayoría de los contactos son difíciles de rastrear, algunos eventos del orgullo no ayudan y la investigación no está financiada".

"La OMS debe tomar urgentemente la iniciativa en el control y la contención de esta enfermedad", ha concluido Mitjà.