EFEMadrid

Tras un mes de la retirada de las mascarillas en interiores, salvo en los supuestos que establece la ley, la evolución de la incidencia covid ha ido en aumento, concretamente desde los 555 hasta los 848 casos, lo que ha traído un consecuente repunte en la ocupación hospitalaria global, que roza el 6 % pero se mantiene contenida tras semanas con leves subidas y bajadas.

El efecto de la retirada de las mascarillas en el último mes se ha traducido en una subida media diaria en este grupo de edad de 10 puntos, si bien ha sido mayor en comunidades que superan los mil puntos de incidencia como Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Ceuta, Galicia, País Vasco o La Rioja, sin que ello haya comprometido sus indicadores hospitalarios.

Con la incidencia covid en aumento, pero con una menor gravedad y número de hospitalizaciones, los expertos siguen aconsejando mantener medidas como el uso de la mascarilla en interiores, distancia de seguridad y aislamiento cuando se den casos de infección.

Además, desde que el 19 de abril el Consejo de Ministros aprobara el real decreto para la nueva regulación, que obliga en transportes públicos, hospitales, ambulatorios y centros sociosanitarios, la mayoría de las comunidades han ido levantando todas sus restricciones.

LA OCUPACIÓN HOSPITALARIA SIGUE CONTROLADA Y CONTENIDA

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, ha explicado, en una entrevista concedida a EFE, que la incidencia en los mayores de 59 años ha ido claramente en aumento, un hecho que se puede constatar también cuando una persona pregunta en su entorno social si ha habido infecciones cada vez que hay una reunión de carácter social o celebración.

Ha destacado que, pese al aumento en la trasmisión, la ocupación hospitalaria sigue contenida con "cifras estables" y con un descenso en la gravedad de los casos, al tiempo que ha defendido que los ciudadanos mantengan medidas de protección frente a los demás y el aislamiento en caso de infección.

López pide cautela y sigue recomendando el uso de la mascarilla "a todos los colectivos que tengan una enfermedad crónica de base alguna patología que le haga vulnerable".

La ocupación media de los hospitales en España se situaba antes de la retirada de las mascarillas en el 4,9 % con 6.119 ingresados en total (un 3,7 % en las unidades de cuidados intensivos) y ha ido registrado fluctuaciones en el último mes, con una tendencia al alza, pero moderada.

Ahora se sobrepasa el umbral de los 7.000 ingresados covid en toda España que suponen un 5,9 % de ocupación, mientras que en las UCI se llega al 4 %, con algo más de 360 pacientes. Cifras aún relativamente bajas en comparación con períodos de inicio de anteriores oleadas.

FESTIVOS QUE HAN PROPICIADO REPUNTES

Algunas comunidades como Andalucía han levantado la guardia en las últimas semanas ante un aumento de las hospitalizaciones covid tras celebraciones como la Semana Santa, el puente de mayo y la Feria de Abril, pero la comunidad (543 casos) sigue teniendo, desde hace meses, el menor índice de trasmisión de España entre los mayores de 59 años, indicador que sirve de referencia ahora en la nueva estrategia.

El Gobierno andaluz ha recalcado esta semana que la situación sanitaria está "bajo control" pese a un aumento de contagios y hospitalizados y ha explicado que hay "dientes de sierra" en la evolución con "continuas subidas y bajadas", al tiempo que ha insistido en que "bajo ningún concepto" se puede hablar de séptima ola.

Tendencia similar que se ha dado en gran parte de territorios de España, cuyos gobiernos apuntan a indicadores hospitalarios normalizados, pero con fluctuaciones, tras un esperado aumento de contagios por la retirada de la mascarilla y restricciones.

Sobre ello, Vicente Martín, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública e integrante del Grupo de Covid de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), ha sostenido que el aumento en la incidencia "ha ido según lo previsto y esperado" y ha opinado que "se habla de que estamos en la séptima ola", pero sin que ello incida significativamente en el número de casos graves y de muertes.

El experto recomienda utilizar una buena mascarilla FFP2 "cuando se vaya a sitios cerrados o abiertos muy concurridos" y "siempre que se pueda que se eviten esos lugares", mientras que aboga por seguir también con medidas como la distancia de seguridad entre personas.

Ante el repunte de contagios, la ministra, Carolina Darias, hizo hace días un llamamiento a la "prudencia" a los ciudadanos que tengan "síntomas compatibles" para que sigan con las medidas de control y protección y vaticinó, "desde la prudencia", que el nivel de trasmisión podría estabilizarse a partir de esta semana.

Sobre el número total de ciudadanos que han contraído la covid desde el inicio de la pandemia -algo más de 12,1 millones según cifras oficiales-, los expertos coinciden en que se trata de una estadística difícil de precisar y que se complica aún más por un período de menos pruebas e infradiagnostican.

En el actual contexto mundial, con un claro predominio de la variante BA.2 de ómicron, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado la disminución generalizada de la gravedad de los casos, pero reitera su llamamiento a seguir vacunando, realizando pruebas diagnósticas y a mantener bajo vigilancia nuevas variantes, como el caso de la BA.4 y BA.5 detectada en Sudáfrica.

La OMS también insiste en recordar a los gobiernos que no bajen la guardia ya que la pandemia está aún lejos de su final, después de que en la última semana los casos de covid hayan aumentado en cuatro de las seis regiones globales.