EFEPamplona

Un militar de 35 años que presta servicio en el acuartelamiento navarro de Aizoain se encuentra ingresado en un centro hospitalario de Pamplona con pronóstico muy grave y se estudia si su estado puede tener relación con su vacunación con el suero de AstraZeneca hace dos semanas.

El caso, hecho público por la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) en una nota y confirmado a Efe por la Delegación del Gobierno en Navarra, afecta a un cabo del Regimiento de Infantería América 66 de Cazadores de Montaña, un hombre joven, de 35 años, según fuentes de la asociación, que fue vacunado el 7 de abril en la propia unidad, ubicada en la localidad navarra de Aizoain.

ATME señala que tras su vacunación, el cabo "padeció fuertes dolores de cabeza y malestar agudo, lo que le obligó a acudir al servicio de botiquín y posteriormente a los servicios de urgencia del hospital".

Una semana más tarde ingresó de urgencias, con pronóstico muy grave, y en la actualidad se encuentra ingresado en un centro hospitalario de Pamplona.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado a Efe que el caso está en estudio por su posible relación con la vacuna, si bien por el momento no se puede atribuir a esta lo sucedido.