EFEBarcelona

Un agente de los Mossos d'Esquadra ha matado este sábado a su expareja en Terrassa (Barcelona) con su arma reglamentaria y posteriormente se ha suicidado, según las primeras pesquisas del propio cuerpo policial, que investiga este suceso como un nuevo homicidio de violencia machista.

El cuerpo policial ha informado en un primer momento de una investigación abierta a raíz de la muerte de un hombre y una mujer ocurrida hacia las 21:30 horas del sábado en Terrassa (Barcelona) y posteriormente ha apuntado que se trata de un presunto caso de violencia machista.

Según fuentes próximas al caso, el mosso habría disparado con su arma reglamentaria a su expareja y posteriormente se habría quitado la vida.

Los cadáveres de ambos han sido hallados, según señalan estas fuentes, en un aparcamiento de Terrassa.

En Twitter, los Mossos han expresado su "consternación" por este último caso de violencia machista "protagonizado presuntamente por un miembro del cuerpo que después se habría suicidado".

"Lamentamos los hechos profundamente. La investigación sigue abierta y continuaremos trabajando cada día para erradicar la violencia contra las mujeres", ha agregado el cuerpo de policial.

De confirmarse que este sea un nuevo caso de violencia machista sería el tercer caso mortal en lo que va de año en España y se elevarían a 1.036 el número de mujeres asesinadas desde 2003, primer año que comenzaron a contabilizarse.