EFEPekín

Un terremoto de 5,8 grados en la escala abierta de Richter sacudió hoy la provincia china de Quinghai (noroeste) sin que por el momento se haya informado de daños humanos o materiales, informaron medios estatales.

El temblor, que se percibió sobre todo en la ciudad de Delingha, se produjo a las 10.21 hora local (02.21 GMT) a una profundidad de 8 kilómetros y su epicentro se situó a 38,4 grados latitud norte y 97,3 grados longitud este, según el Centro de Redes Sismológicas de China (CENC).

El pasado 8 de enero se registró otro seísmo de 6,9 grados en esta misma provincia, que con algo menos de 6 millones de habitantes es una de las menos densamente pobladas de China.

Ese temblor causó nueve heridos leves, el derrumbe de establos, daños en más de 200 viviendas y el colapso de una sección de dos metros de la Gran Muralla china en la provincia de Gansu, a 114 kilómetros del lugar donde se situó el epicentro de la sacudida.