EFEBangkok

Un vertido de crudo provocado por el escape de una boya de almacenaje marina llegó anoche a una playa en la costa sureste de Tailandia, donde soldados y funcionarios gubernamentales trabajan este sábado para limpiar el crudo.

El derrame de una boya de la empresa Star Petroleum Refining, participada por Chevron (EE.UU.), provocó una mancha de unos 45 kilómetros cuadrados de la que parte ha terminado en la playa Mae Ramphueng de la provincia de Rayong, informó el diario Bangkok Post.

Star Petroleum Refining señaló que han sido capaces de controlar el vertido, ocurrido el martes en una boya marina a 20 kilómetros de la costa de Rayong, y reducirlo de las entre 20 y 50 toneladas estimadas inicialmente a unas 5.

En las tareas de limpieza participan varios aviones, incluido un C-130 procedente de una compañía malasia, con el objetivo de disolver y limpiar el crudo.

A las operaciones también asiste la Marina tailandesa, el Departamento de Recursos Marinos y otras agencias gubernamentales.

Por su parte, el director del Departamento de Control de Enfermedades, Opas Karnkawinpong, negó el miércoles que el vertido vaya a contaminar el marisco local.

En 2013, la isla de Samed, que pertenece a la provincia de Rayong, se vio afectada por un derrame de unas 50 toneladas de petróleo, provocado por un oleoducto de la compañía estatal PTT.