EFESegovia

Una mujer de 37 años ha muerto este sábado en la localidad segoviana de La Granja tras ser apuñalada supuestamente por su expareja, un hombre de 42 años que posteriormente se ha autolesionado de gravedad con la misma arma blanca, lo que investiga la Guardia Civil como un posible caso de violencia machista.

Sobre las nueve y cuarto de la mañana, varios vecinos han llamado al Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla y León para avisar del suceso, que había comenzado con una discusión de la pareja en plena calle, cerca de la Puerta Segovia, en el centro histórico de La Granja.

Los vecinos han relatado que, en medio de esta pelea, el hombre usó un arma blanca para asestar varias puñaladas a su víctima, quien quedó tendida en el suelo.

Los servicios de emergencias trasladaron entonces el aviso a la Guardia Civil y a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que ha movilizado una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico.

Ya en el lugar de los hechos, sanitarios de Atención Primaria del Centro de Salud del Real Sitio de San Ildefonso intentaron reanimar a la mujer, pero acabaron por confirmar su fallecimiento.

El supuesto agresor ha sido atendido también y trasladado en UVI móvil al Hospital General de Segovia, donde permanece ingresado por las lesiones que él mismo se ha ocasionado al parecer y que revisten gravedad.

La Guardia Civil investiga el caso como un crimen de violencia machista y no consta que la víctima, madre de un hijo de 16 años, hubiera interpuesto denuncia alguna contra su expareja, ha informado la Subdelegación del Gobierno a Efe.

No obstante, han precisado las mismas fuentes, sí consta que en la tarde del viernes, la mujer de 37 años acudió a hablar con unos agentes de la Guardia Civil que vio en la calle, a los que les comentó que tenía "problemas" con su expareja.

Estos "problemas" no se trataban de agresiones ni de amenazas y, aunque la víctima no quiso interponer una denuncia, se abrieron diligencias sobre lo ocurrido.

El suceso ha despertado la conmoción de buena parte de los vecinos de La Granja y al lugar de los hechos ha acudido el alcalde de la localidad, Samuel Alonso, quien ha calificado el suceso de "lo peor que podía pasar" en declaraciones a los medios.

Uno de los momentos más duros de la jornada ha sido protagonizados por varios amigos de la víctima mortal, quienes se han presentado en el lugar del crimen también para depositar unas velas y un ramo de rosas para honrar a la fallecida.

La subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, ha expresado en un comunicado su condena del crimen y ha recordado que, de confirmarse, esta sería la primera víctima asesinada por violencia machista en Castilla y León en lo que va de año y la número 28 al nivel nacional.

Martín ha destacado que, desde 2003, cuando se comenzaron la registrar los datos, 1.061 mujeres han sido "cruelmente asesinadas" por sus parejas, 53 en Castilla y León, tres en Segovia.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha condenado también el asesinato a través de un mensaje en Twitter: "La violencia machista nos golpea de nuevo hoy. Todo mi cariño para la familia y seres queridos de la mujer asesinada en Segovia. Ni un paso atrás hasta acabar con la violencia machista. Nos queremos vivas".

El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso ha convocado para mañana, como muestra de su "rechazo y condena" al presunto asesinato machista, una concentración que será este domingo, a la una de la tarde, en la puerta del consistorio, que pondrá sus banderas a ondear a media asta para mostrar su apoyo a los familiares y personas más cercanas de la víctima.